Empeora el estado del cableado en la Capital

La normalización de las redes aéreas se agrava en numerosas partes de la ciudad por aparentes razones presupuestarias. No se cumple la norma que conminó a la realización de instalaciones subterráneas en algunas partes de la ciudad, y la instalación de postes únicos en otras zonas.
El caótico cableado que impera en la Capital correntina será este año tema de constantes debates en el seno del Concejo Deliberante, ya que algunos de sus miembros tienen en carpeta la iniciativa de acelerar el mejoramiento de un sistema que en los últimos 6 años se ha desmadrado anárquicamente, sin mayores controles.

El ordenamiento fue dispuesto por la ordenanza 4.537 que en noviembre de 2007 aprobó el Código de Redes de Infraestructura en la Vía Pública en la ciudad de Corrientes, donde se establecieron plazos para las obras necesarias.

Pero con el análisis de la ordenanza se observa la existencia de ostensibles demoras en el cronograma establecido en la normativa.

El Código de Redes estableció los modos constructivos permitidos por zona, el marco técnico y administrativo a aplicar a las redes de energía eléctrica, alumbrado público, televisión por cable, Internet, telecomunicación, transmisión de datos en todas sus formas y cualquier otra red futura que debe realizarse en vía pública.

La norma conminó además a la realización con plazos de cableados subterráneos en algunas partes de la ciudad, y la instalación de postes únicos en otras zonas.

La concejal Irma Pacayut, a cargo de la Comisión de Obras y Servicios Públicos, indicó que las empresas están trabajando, y que se están cumpliendo los plazos previstos aunque con algunas reformulaciones para un esquema de obras más ordenado.

Señaló que las tareas se enfocan en la zona del centro con ordenamiento de los cableados más precarios, y que algunas empresas están implementando el cableado subterráneo.

Sin embargo, otros ediles sostuvieron que hay dilaciones en el cronograma de obras, y que son ínfimas las tareas que se están concretando, cuando "muchos trabajos ya deberían haberse iniciado hace tiempo".

Los concejales explicaron que no se cumple el esquema fijado a los fines de coordinar la ejecución, y por el cual se decidió ordenar primero las redes de energía, segundo las redes de telefonía y luego las redes de televisión por cable y toda otra red de transmisión de datos.

Manifestaron que cuestiones presupuestarias serían las que postergan la concreción del ordenamiento de cableados como lo estipula la ordenanza.

Para el caso del cableado subterráneo, la ordenanza fijó que en la Zona 1, que corresponde a parte de la zona comprendida entre Roca hasta Salta y desde Vera hasta San Martín, los trabajos deberían haberse iniciado en un plazo no mayor a un año desde noviembre de 2007 y finalizar en un plazo no mayor a tres años.

CONTRARRELOJ

En las veredas angostas de la ciudad, entre las cuatro avenidas o denominadas Zonas 2 y 3, las obras debían iniciarse en un plazo máximo de dos años y finalizar en un plazo no mayor a seis años contados desde noviembre de 2007.

En las avenidas Costanera San Martín, Juan Torres de Vera y Aragón y Juan Pujol se fijó un plazo máximo de cinco años y finalizar en un plazo no mayor a seis años.

En lo que respecta a postación multiservicio o postes únicos para todos los cables, se decidió que en las zonas 2 y 3 dentro de las cuatros avenidas se implementen en veredas superiores o iguales a 1,40 metros de ancho, y que las obras se inicien en un plazo no mayor a 30 días y finalizar en un plazo no mayor a 1 año contados desde noviembre de 2007.

En el resto del ejido capitalino la postación multiservicio se debe iniciar en un plazo no mayor a dos años y finalizar en un plazo no mayor a 12 años, realizando por año no menos del 10% del total de las cuadras a reconvertir.

La ordenanza estableció además que en las zonas donde existe mayor saturación de cables, conexiones en forma precaria, o incumplimiento a las normas de seguridad, se tenían que instrumentar en forma urgente trabajos de normalización y ordenamiento.

Comentá la nota