Con un emotivo show se iniciaron los actos de investidura de Obama

Con un emotivo show se iniciaron los actos de investidura de Obama
Bono, Bruce Springsteen, Shakira y otras estrellas de la música participaron en un deslumbrante concierto en Washington ante 400 mil personas. "Podemos lograr cualquier cosa", declaró el presidente electo, en medio de una ovación.
Bono, Bruce Springsteen, Shakira y otras estrellas de la música participaron en un concierto multitudinario en Washington en honor de Barack Obama, quien será investido el martes como el 44 presidente de EE.UU.

Los congregados, cerca de 400.000, según la Policía de Washington, se dieron cita en la explanada frente al monumento de Abraham Lincoln (1861-1865), el 16 presidente del país, y una figura histórica por la que Obama profesa admiración.

El megaevento musical, que atrajo a personas de todas las razas y edades, fue bautizado con el nombre de "We Are One" (Somos Uno), en línea con el mensaje de unidad de Obama, quien presenció el espectáculo junto a su familia y el vicepresidente Joe Biden.

"Es emocionante ver a jóvenes y mayores congregados aquí a los pies de la escalinata desde la que Martin Luther King pronunció hace 46 años su discurso 'Tengo un Sueño'", dijo a Efe Cheryl Collins, una enfermera afroamericana.

La historia estadounidense estuvo presente en el concierto previo a la investidura de Obama, en el que Martin Luther King III rindió tributo a la figura de su padre, el líder de los derechos civiles asesinado hace 40 años.

A él se unieron actores como Tom Hanks, que recordó las palabras de Lincoln, quien en medio de una guerra civil que desangró a EE.UU. y en la que los estados del sur defendían su derecho a mantener la esclavitud, proclamó que él no sería ni esclavo ni patrón.

Fue Lincoln también, recordó Hanks, quien abogó a favor de un Gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. Los pasajes históricos leídos por Hanks y los también actores Jamie Foxx, Forest Whitaker, Denzel Washington y Jack Black se intercalaron con las distintas interpretaciones musicales.

El encargado de iniciar el show fue Springsteen, quien cantó The Rising, un tema que nació como un llamamiento a la acción tras los atentados del 11 de septiembre contra EE.UU., y que ha pasado a simbolizar el nacimiento de una nueva era en la política estadounidense.

Por el escenario desfilaron también Jon Bon Jovi, quien aseguró que "se avecina el cambio", y Sheryl Crow y will.i.am, que interpretaron el clásico "One Love".

A ellos se sumaron Mary J. Blige, John Legend, John Taylor, Stevie Wonder, Usher Raymond y la diva del soul Beyonce, que entonó el himno estadounidense.

Uno de los momentos álgidos se produjo con la aparición del cantante de country Garth Brooks, que acompañado por un enorme coro uniformado en rojo y azul, colores junto con el blanco de la bandera estadounidense, ofreció una interpretación de Shout.

Pero, fue el irlandés Bono el que logró movilizar a la multitud con algunos de sus clásicos como In the name of love, que caldeó el frío ambiental invernal que heló este domingo el agua del estanque reflectante frente al monumento de Lincoln.

Y tras el cantante de U2 llegó la verdadera estrella de la noche, Barack Obama, quien después de presenciar gran parte del concierto tras unos cristales blindados, saltó al escenario para pronunciar un mensaje de unidad y esperanza. "Podemos lograr cualquier cosa", declaró, entre las ovaciones de las asistentes.

"No hay obstáculo que pueda interponerse en el camino de millones de voces que exigen un cambio", agregó.

Los asistentes, sobre todo los afroamericanos, no ocultaron la emoción ante el momento que se avecina. "El martes será el día más feliz de mi vida", dijo a EFE Cloe Washington, una funcionaria de Chicago, de 51 años, que está estos días de visita en la capital. "Es el momento por el que llevo esperando desde que empecé a votar cuando tenía 18 años", añadió.

El evento, que estuvo rodeado de fuertes medidas de seguridad y que provocó el cierre de numerosas calles en el centro de la ciudad, contó también con la presencia de miembros del futuro Gobierno como Eric Holder, candidato a secretario de Justicia, y Timothy Geithner, el aspirante a liderar el Departamento del Tesoro.

Comentá la nota