El emotivo relato de los médicos que salvaron la vida de Rocío Quagliarello, la única sobreviviente de la persecución fatal de San Miguel del Monte

El emotivo relato de los médicos que salvaron la vida de Rocío Quagliarello, la única sobreviviente de la persecución fatal de San Miguel del Monte

Rocío celebró sus 14 años visitando el Hospital El Cruce de Florencio Varela donde permaneció 25 días internada en terapia intensiva

Rocío Quaglirello, la única sobreviviente de la masacre de San Miguel del Monte, cumplió 14 años y lo celebró  visitando a los médicos que hicieron posible el milagro de que ella siga con vida tras 25 días internada en terapia intensiva luego de la persecución policial fatal en la que perdió a cuatro de sus amigos.

Hace una semana Rocío recibió el alta médica. Si bien aún no puede hablar debido al proceso de rehabilitación de la operación de su mandíbula, ni caminar, fue hasta el Hospital de Alta Complejidad El Cruce de Florencio Varela donde se encontró con los médicos que le salvaron la vida.

"Llegó en un estado crítico, en un cuadro de politraumatismo grave con múltiple fracturas, con un traumatismo de cráneo muy grave que requirió un monitoreo de la presión intracraneal. Siguió con un cuadro de shock hipovolémico grave con una laceración hepática y múltiples fracturas. A lo largo de muchos días de internación, su cuadro fue progresando. Hoy se va lúcida, orientada, acompañada por su familia, se va muy bien, en adecuadas condiciones", declaró días atrás el médico Gabriel González Villa Monte cuando le dieron el alta a la nena de 14 años.

En un informe de Telefé Noticias, los distintos especialistas contaron cómo fue el proceso que transitaron para que Rocío sobreviva a tan violenta masacre producto de la persecución policial en San Miguel del Monte.

"Ingresó en un estado sumamente grave, tenía múltiples traumatismos. Eso le generaba muchísimo riesgo de vida, nos encontrábamos con una paciente con casi todos sus órganos en algún punto comprometidos", expresó la pediatra Karina Cinquegrani (MP 113047), y agregó que durante los primeros días el cuadro se complicó por un traumatismo de tórax: "Estuvo en peligro de vida durante la primera semana".

Karina Cinquegrani

Para Cinqueagrani fue "el caso de su vida". "La familia siempre estuvo positiva, nosotros le teníamos que contar la realidad", dijo la pediatra quien reconoció que por momentos creyeron que Rocío sería la quinta víctima de la persecución policial.

"Pasamos todas las sensaciones que se puedan imaginar, la mamá estuvo bien contenida y esa energía positiva fue muy importante, remarcó Fernanda Podestá (MP 227153), médica encargada del área pediátrica de terapia intensiva del hospital.

Al respecto de Loana Sanguinetti, madre de Rocío, Pablo Sanhueza, trabajador social recordó "como si fuera ayer cuando se acercó desbordada de angustia y llanto. La cara de ella lo decía todo, estaba perdida en la tragedia que estaba viviendo".

"La situación de Rocío fue particular, me hizo manifestar una emoción de acuerdo al amor de esta mamá por la nena. La vida misma era muy injusta de tener a esta nena tan mal a partir de lo que había pasado", agregó Sanhueza.

Loana, la mamá de Rocío, dijo: “La miro y estoy feliz”

El lunes 20 de mayo a la madrugada el auto que conducía Aníbal Suárez se estrelló contra el acoplado de un camión estacionado en el kilómetro 111 de la colectora 9 de Julio que desemboca en la Ruta 3. Fallecieron él y otros tres ocupantes del Fiat Spazio 147 de color blanco: Gonzalo Domínguez, Camila López y Danilo Sansone. El hecho alcanzó repercusión nacional: era un confuso episodio que incluía una persecución policial, disparos, encubrimiento y connivencia de la cúpula de la comisaría local. Rocío fue la única sobreviviente y en Hospital tuvieron que asumir la dura tarea de contarle que todos sus amigos con los que estaba ese día habían muerto.

"Fue muy fuerte, ese día cuando le empezamos a contar se sintió", relató la psicóloga Paola Andretta. "Trabajé mucho con Loana para poder llegar a contarle todo entre las dos, día a día dosificándole la información", explicó.

"Lloraron mucho la mamá, Rocío, pero había que decírselo porque se tenía que ir del Hospital sabiendo con la realidad que se encontraría al volver a San Miguel del Monte".

Conmovida Loana, la madre de Rocío, concluyó el agradecimiento a los médicos: "Siento felicidad más allá de las primeras horas de Ro, la miro y estoy feliz. Es un milagro".

Coment� la nota