Emotiva distinción a una vida chamamecera

Emotiva distinción a una vida chamamecera
Una velada a pura música y emoción se vivió anoche en la entrega del premio "Puente General Belgrano 2009" al cantautor Salvador Miquieri en reconocimiento a sus destacados valores artísticos y personales.
Se trata de la edición número 34 del galardón que desde 1976 otorgan los clubes Rotary de Corrientes y Resistencia, y que anoche se llevó a cabo en el salón auditorio del Instituto Cardiológico de la vecina ciudad, entidad que fue distinguida anteriormente.

A modo de anfitrión, el presidente rotario de Corrientes, Omar Gane, ofreció unas breves palabras de bienvenida en las cuales recordó la historia del premio "Puente General Belgrano" y agradeció las presencias de algunos galardonados como Pocho Roch y el escultor Fabriciano Gómez, destacando además que "reconocemos a personas y entidades que se distingan en la ciencia, el arte, el deporte, la educación, actos heroicos y en todos los aspectos que sean considerables de destacar ante la opinión pública".

Luego fue el turno de repasar la vida de Salvador Miquieri, para lo cual el doctor Jorge Delfino, miembro de la Comisión Nominadora, debió esforzarse para poder sintetizar tan relevante trayectoria. Es así que recordó el nacimiento de Salvador, el 15 de diciembre de 1926 en la localidad de Mburucuyá, y sus primeros pasos con la guitarra, que con los años lo convertirían en uno de los más destacados representantes de la "época dorada del chamamé". Se mencionaron las agrupaciones de las cuales formó parte, desde "Trío Pasionaria", pasando por "Los gauchos de Mburucuyá", donde se encuentra con Eustaquio Vera, y luego conformando la agrupación de Tránsito Cocomarola, alcanzando un nivel de popularidad extraordinario.

La carrera de Salvador Miquieri proseguiría igual de fructífera con el correr del tiempo, componiendo más de 150 canciones, con innumerables éxitos, y grabando más de 30 discos con las principales discográficas del mundo.

El momento de mayor emoción de la noche fue cuando se invitó a Salvador a recibir el premio de manos del señor Gane, presidente de Rotary Club Corrientes, y del doctor Rolando Toledo como representante de Rotary Club Resistencia.

Precavido, Miquieri advirtió: "no soy de tener discursos preparados, pero en esta ocasión me puede traicionar la emoción", tras lo cual comenzó a leer un breve pero sentido mensaje de agradecimiento en el que remarcó que "lo único que hice a lo largo de mi vida fue intentar transmitir el sentir de mi pueblo utilizando el chamamé, y puedo dar gracias a Dios de los frutos de esta larga cosecha musical y por el mejor premio que es saber que nuestra música es reconocida por todos".

El cierre de la ceremonia estuvo a cargo del Gobernador de Distrito 4790 de Rotary Internacional, Luis Adalberto Jaime.

Comentá la nota