Emotiva despedida del intendente Cacho Alvarez ante un colmado Teatro Roma

Con la voz quebrada por el llanto, el intendente saliente agradeció el apoyo recibido por los vecinos y las instituciones de Avellaneda.
Expresó un fuerte respaldo a su reemplazante, el ingeniero Jorge Ferraresi y pidió a la dirigencia «no joder con las internas». También adelantó algunos de sus planes como Ministro de Desarrollo Social de la Provincia.

Visiblemente emocionado y con la voz varias veces quebradas por el llanto, el intendente saliente de Avellaneda y desde el lunes Ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, Baldomero Alvarez de Olivera, se despidió el sábado pasado ante un desbordante Teatro Roma, colmado de funcionarios, representantes de instituciones locales y vecinos de nuestra ciudad.

Recibido por un caluroso aplauso y efusivas muestras de afecto desde su ingreso al Teatro, Alvarez comenzó su discurso con lágrimas en los ojos. «Me atrevo a mostrar mi emoción ya que nadie puede confundir llanto con debilidad, porque me conocen y saben que a la hora de tomar decisiones lo hago con firmeza y convicción», expresó, antes de agradecer en reiteradas oportunidades el apoyo recibido por los vecinos y las instituciones de Avellaneda en sus casi 14 años de gobierno municipal.

Asimismo, Alvarez respaldó la futura gestión de su sucesor en la intendencia de Avellaneda, el ingeniero Jorge Ferraresi, a quien calificó como un «trabajador incansable, que forma parte de un gran equipo y que seguirá con las mismas líneas de acción» y le pidió a los funcionarios y dirigentes del justicialismo local «no joder con las internas».

«Voy a seguir conduciendo la política partidaria. No puede haber internas cuando hay tanto para hacer. Hay que ser críticos, pero la crítica vale de frente, no puede ser solapada», enfatizó.

Además, destacó la trayectoria del hasta ahora secretario de Obras Públicas, sobre quien advirtió que «no es un improvisado sino que es uno de los veteranos del equipo" y subrayó que "arrancó en el 90 y ha formado parte del grupo en las buenas y en las malas».

«Una de las primeras cosas que le pedí es que se cumpla todo lo que se prometió. En el plan que está en marcha ya tenemos el 70% ejecutado», señaló.

A pocos días de su asunción como titular de cartera de Desarrollo Social Bonaerense, Alvarez agradeció al gobernador Daniel Scioli «la posibilidad de sumarse al esfuerzo para tener una Provincia con más inclusión» y resumió en una frase el objetivo que se propuso para su nueva función: «Durante años cuidamos a los chicos, y ahora pareciera que nos tenemos que cuidar de ellos», expresó.

Al respecto, prometió poner todo su esfuerzo para «brindarles oportunidades a los que menos tienen, teniendo como eje a los jóvenes. Nuestro desafío será incluir a los más de 500 mil chicos que hoy no estudian ni trabajan», concluyó.

Comentá la nota