Emiten bonos para ponerse al día con acreedores

En medio del debate por el pago de deuda con reservas, el Gobierno dispuso la emisión de nuevas series de Bonos de Consolidación (Bocon), a fin de cubrir pagos con plazos de vencimiento que oscilan entre los 11 meses y los 12 años. Lo hizo a través de la resolución 15/2010 publicada ayer en el Boletín Oficial
El secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, explicó que se trata de "la ejecución de la Ley de Presupuesto para el año 2010", que prevé emisiones por hasta 3.700 millones de pesos.

Los bonos serán fundamentalmente para el pago de deudas previsionales, como las que registra el Estado con los jubilados que hacen juicios por reajustes. Quienes cobran en bonos luego suelen venderlos para hacerse del efectivo con alguna quita. El tamaño de la quita depende del plazo final de vencimiento.

Hasta el límite máximo de colocación que fija el Presupuesto, los títulos son escriturales, libremente transmisibles y cotizables en bolsas del país. Según precisó Lorenzino, "los nuevos títulos que se entreguen a partir de este año no sean ajustables por CER (inflación) sino por otras variables".

En general, los que se habilitaron ayer tendrán rendimientos calculados sobre los tasa Badlar (de depósitos mayoristas), que publica el Banco Central. Los bonos que se colocarán son los Bonos de Consolidación, Séptima y Octava serie, Bonos de Consolidación de Deudas Previsionales, Quinta serie y Bonos de Consolidación Novena serie.

No se emitirán de golpe sino en la medida que hagan falta para las cancelaciones. Las emisiones más cuantiosas tendrán un plazo de seis años y se amortizarán en cuatro cuotas iguales trimestrales

Comentá la nota