Emergencia: el veto oficial no invalida el trámite administrativo

Por la emergencia ´administrativa´, se esperan beneficios por 26 millones. El veto parcial a la ley dejó a Catamarca sin otros beneficios fiscales y subsidios.
Tras el veto parcial de la Presidenta a la ley marco 26.509 que crea el Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios y a las distintas leyes de Emergencia Agropecuaria que reconocían a Catamarca -y a otras provincias- exenciones impositivas y subsidios para mitigar los efectos climáticos, aún sigue vigente la posibilidad de acceder a la Emergencia Agropecuaria por sequía gestionada por la Provincia, por vía administrativa.

Así lo hizo saber el ministro de Producción catamarqueño, Juan José Bellón quien distinguió el trámite que se realiza vía administrativa -y que ya está pronto a salir- del que siguió la vía legislativa pero cayó por el veto impuesto por Cristina Fernández.

La Emergencia por la sequía que afectó a distintas localidades en diciembre del año pasado se tramita por vía administrativa y tras superar una serie de instancias legales y técnicas ya está aprobada por la Dirección Nacional de Emergencia y sólo resta la aprobación final de parte de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria. "Lo que falta ahora es que se convoque a la Comisión Nacional, presidida por el secretario de Agricultura Cheppi, que es la que evalúa todo el expediente y define cómo podrían ser los desembolsos para beneficiar a los productores damnificados", explicó Bellón. Éste es el trámite por el que la Provincia espera recibir 26 millones de pesos, aunque el ministro de Producción admitió que más que fondos frescos, se espera que los beneficios sean a través de exenciones impositivas.

Leyes frustradas

Tras vetar la eximición de retenciones a distritos bonaerenses, la Presidenta avanzó sobre las emergencias agropecuarias declaradas en beneficio de las provincias de Santa Fe, Río Negro, Mendoza, Neuquén, Salta y Catamarca.

La ley específica para Catamarca, la 26.515, no escapó del veto presidencial. De los seis artículos que tenía la norma, sólo quedó uno: el que declara zona de Emergencia Agropecuaria por 180 días a los departamentos de Tinogasta, Santa María, Valle Viejo, Paclín, La Paz, Pomán, Belén y Andalgalá. Pero se eliminaron los artículos que especificaban la asignación de recursos y su bajada a los productores a través de subsidios y exención de impuestos. Es decir que quedó una mera declaratoria, sin beneficios concretos.

El ministro Bellón anticipó que se reunirá en la semana con los legisladores nacionales por Catamarca para ver de qué manera pueden tratar de revertir o por lo menos conseguir que surja algún beneficio tras la declaratoria.

En el paquete de vetos también se eliminaron parcialmente dos artículos de la ley 26.509 que crea el Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios y, en ese contexto, un fondo de 500 millones de pesos para mitigar futuras emergencias. El veto a esta ley marco también perjudica a la provincia y todas las jurisdicciones puesto que elimina un artículo que habilitaba a tomar créditos a tasas altamente subsidiadas. E impide que el fondo de 500 millones se pueda ir acumulando a través de los distintos presupuestos, en caso de que no se agote en un ejercicio anual. Según especificó Bellón, de esos 500 millones, la Provincia aspiraba a obtener unos 24 millones.

Comentá la nota