Emergencia sanitaria Duro impacto en el circuito comercial

El presidente de la Unión Empresarios de Jujuy, Ignacio Sadir, en diálogo con Pregón. analizó la repercusión que hasta el momento provoca en el sector la situación de alerta sanitaria que vive el país y que en el caso de las empresas implica enfrentar una merma en el volumen de ingresos y el riesgo de enfermedad de los empleados.
"Los empresarios estamos muy precupados, en primer lugar porque merma el movimiento económico, por ejemplo del turismo que es el más importante de esta época de vacaciones, y por otro lado por la posibilidad de que los empleados se enfermen, lo que nos supone una doble carga al contratar suplentes" dijo.

Sadir refirió que recientemente fueron anoticiados a través del organismo de circulación interna de la CAME sobre un proyecto legislativo para la provincia de Buenos Aires que plantea diferir lo impuestos provinciales y revisar el vencimiento de los impuestos nacionales para el sector del empresariado turístico, en razón de la baja registrada en la actividad. "Esto lo propone un legislador de otra provincia y para otra provincia, pero en la nuestra y a raíz de la situación que estamos pasando bien podríamos plantear algo similar" sugirió.

Además de esa posibilidad, el presidente de la UEJ manifestó que la idea de agilizar el diálogo del empresariado con el gobierno provincial, por esta y otras situaciones, es central entre los objetivos de la institución. "Una de las líneas fundamentales de nuestro proyecto para la UE es generar un nuevo ámbito y puente de relación con el gobierno provincial, donde los empresarios podamos ir anticipando a las autoridades las cosas que nos pasan y que muchas veces nos quedamos callados. Sabemos que los empresarios en Jujuy hemos dejado un lugar vacío y lo tenemos que retomar, es nuestra intención tener otra actitud ante las autoridades, involucrarnos más en las cosas que pasan, ser más partícipes y buscar el diálogo proactivo" afirmó.

En el mismo sentido Sadir se refirió a la falta de normativas claras y plurales a la hora de enfrentar la emergencia sanitaria en el país, lo que llevó a que algunas provincias y municipios suspendieran todas sus actividades mientras en otros lugares se mantuvo el ritmo normal, lo que significó un diferente impacto en la actividad privada de cada lugar. "Tenemos que tener un mismo norte en todos los ámbitos. Entiendo que no debe ser fácil para las autoridades provinciales y el sistema de salud de la provincia, que fueron haciendo frente a la situación en la medida en que iban obteniendo información de distintos ámbitos y traduciéndosela a la ciudadanía, pero tendría que haber habido una medida nacional más rígida para que todos procedamos en consecuencia" dijo.

Por último y en alusión a la actitud a tomar desde el sector privado frente a las inasistencias del personal por enfermedad, Sadir opinó que "los empresarios no deben desestimar el tema, si un empleado presenta un certificado médico que contempla determinados días de inactividad el empresario debe enviar a un médico laboral a su domicilio para constatar esa situación, en parte porque los empleadores lamentablemente no estamos en una situación tan holgada como para poner sustitutos si no es necesario, y en parte también por la necesidad de conocer la gravedad del caso para poder tomar los recaudos de prevención con el resto del personal".

Comentá la nota