Emergencia para los viñateros de Cafayate

Los productores más chicos además piden subsidios. El Gobierno hará gestiones a nivel nacional para el sector.
La declaración de la emergencia agropecuaria provincial para los viñateros de Cafayate, que perdieron su producción por culpa de un temporal de lluvia y granizo, podría salir a fines de la próxima semana.

En el Ministerio de Desarrollo Económico se aceleran los trámites formales para que la medida se dicte cuanto antes, mientras las autoridades estudian la posibilidad de otorgar subsidios a los afectados con menor cantidad de hectáreas y créditos blandos a los más grandes.

En la reunión realizada ayer en Casa de Gobierno, representantes de un centenar de pequeños viñateros solicitaron una ayuda económica para recomponer la producción. Calcularon que con poco más de $ 3 millones podrán salir adelante y mantenerse en el mercado: "Al Ejecutivo le pedimos que pague los kilos de uvas perdidos, la situación lo amerita", indicó Miguel Angel Lovaglio, uno de los afectados por el temporal.

Los relevamientos de la Secretaría de Asuntos Agrarios y del INTA coinciden en que se perdieron unos 2 millones de kilos de uva de distintas variedades, especialmente de torrontés, en unas 200 hectáreas. Sobre esa base plantearon la sugerencia a las autoridades, apoyada por la Asociación de Bodegas de Salta.

A esto el ministro del área, Julio César Loutaif, dijo que "nos preocupa la situación de los productores y por todos vamos a trabajar desde la Provincia. También haremos gestiones a nivel nacional, pare ver qué beneficios podemos sumar". El funcionario viajará hoy a Buenos Aires para iniciar los contactos en la Secretaría de Agricultura de la Nación.

Comentá la nota