Emergencia para hoy, preguntas para mañana

El gobernador Daniel Scioli decretó la medida ayer y desde las entidades rurales salieron a respaldarlo. Pero existen interrogantes acerca de qué políticas se instrumentarán para que el campo vuelva a producir, luego de la sequía. Ruralistas advierten que la prórroga del impuesto Inmobiliario podría venir con el cobro de un 13 por ciento de intereses a futuro
El gobernador Daniel Scioli decretó la medida ayer y desde las entidades rurales salieron a respaldarlo. Pero existen interrogantes acerca de qué políticas se instrumentarán para que el campo vuelva a producir, luego de la sequía. Ruralistas advierten que la prórroga del impuesto Inmobiliario podría venir con el cobro de un 13 por ciento de intereses a futuro

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, firmó ayer el decreto mediante el cual se declara la emergencia agropecuaria provincial, según lo confirmó el ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, que alertó que ya hay 14 distritos del sur provincial en estado de desastre, y si sigue sin llover serán más las localidades en la misma situación.

Igualmente, el gran interrogante pasa por saber qué tipo de medidas se adoptará para cuando, luego de superada la sequía, el campo vuelva a producir. En gran parte de la Provincia, el ganado muerto se amontona en los campos, los campos están resecos y las pérdidas se calculan en más de 7000 mil millones de pesos. Por eso es indispensable la puesta en marcha de un plan estratégico a nivel nacional y provincial. Desde las entidades del campo salieron a respaldar la decisión del gobernador. “Obviamente, es una medida en la buena dirección y ahora hay que ver qué tan rápido se van a hacer todos los trámites burocráticos”, dijo a Hoy Jorge Srodek, de Carbap.

Sin embargo, resaltó que “estamos con muchos municipios en emergencia pero hay otros en situación de desastre”. En ese marco, Monzó sostuvo que la emergencia “abarca a toda la Provincia”, y que se declaró “para poder participar de la Mesa de Emergencia Nacional” dispuesta la semana pasada.

El ministro también señaló que, según la evaluación hecha sobre las pérdidas en el campo, “lo más urgente, la prioridad, es trabajar con la ganadería”. De todos modos, reconoció que “hay que estudiar” las retenciones a las exportaciones, pero “para la zona triguera, muy perjudicada por la sequía”, porque explicó que “el área sojera tuvo un mejor régimen” de lluvias.

“Las retenciones tienen un gran efecto político. Pero el sector cárnico debe ser prioridad. Las retenciones siguen siendo una consecuencia del conflicto del año pasado”, afirmó.

En cuanto a la declaración de la emergencia agropecuaria provincial, explicó que es preciso llevarla adelante “para poder participar de la Mesa de Emergencia nacional, y así poder postergar los pagos de impuestos”.

“La emergencia no es más que postergar el pago de impuestos, creo que los prorrogan con un interés del 13 por ciento, convengamos que nadie regala nada”, aseguró Srodek. “Los productores tienen que ser cuidadosos porque es pan para hoy y hambre para mañana. El año que viene se pueden juntar dos impuestos”, agregó el dirigente rural.

“Mientras se mantenga la política agropecuaria de (Guillermo) Moreno, (Ricardo) Echegaray y el matrimonio K, por más que le prorrogues impuestos al campo a través de la emergencia nada se va a solucionar”, reflexionó Jorge Srodek.

Un 50% emergencia, un 80% desastre

Para que un campo pueda acogerse a la declaración de emergencia o de desastre tiene que demostrar las pérdidas que sufrió.

Por ello, el ministro de Asuntos Agrarios Emilio Monzó remarcó que “hay 14 distritos declarados

en desastre en la Provincia, pero si sigue sin llover, los que están en emergencia serán declarados en desastre”.

En ese sentido, puso de relieve que “la diferencia es que la emergencia posterga el pago del impuesto Inmobiliario rural, y el desastre exime de su cumplimiento”.

“Ojalá que ante la gravedad de todo esto los trámites para las evaluaciones del 50% y del 80% que corresponde al desastre se hagan con rapidez y transparencia, y que no nos pase que vaya más rápido en los municipios que haya un intendente K que si no lo hay”, afirmó a Hoy Jorge Srodek, dirigente de Carbap.

Comentá la nota