La Emergencia en las gateras

La Emergencia en las gateras
La ley fue aprobada en 2002 y desde entonces se viene prorrogando todos los años, pero en esta ocasión el Gobierno planea extender su duración hasta el 31 de diciembre de 2011. El Senado trata el Presupuesto el miércoles.
La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados comenzará mañana la discusión del proyecto con el que busca prorrogar por dos años la Emergencia Económica. La ley fue aprobada en 2002 y desde entonces se viene extendiendo su vigencia todos los años, pero en esta ocasión el gobierno planea hacerlo hasta el 31 de diciembre de 2011, para evitar tener que rediscutir el tema el año próximo luego del recambio legislativo de diciembre que alterará la correlación de fuerzas en beneficio de la oposición. Mañana también se evaluarán los cambios propuestos al régimen del monotributo, en el proyecto oficial enviado la semana pasada al Congreso, que contempla un aumento promedio de 85 por ciento en los pagos de las distintas escalas. Ambos asuntos tienen aprobada una preferencia para ser tratados con despacho de comisión en la próxima reunión de la Cámara, por eso el oficialismo busca apurar la firma de los despachos. El Senado, por su parte, convertiría en ley el Presupuesto 2010 el miércoles.

La Ley de Emergencia Económica faculta al Ejecutivo, entre otras cosas, a fijar tarifas, renegociar los contratos de los servicios públicos privatizados, realizar compras directas de medicamentos y regular precios de la canasta básica. El pedido de prórroga llegó con el tiempo suficiente como para que Diputados pudiera habilitar su tratamiento por preferencia. En los fundamentos de la iniciativa, el Ejecutivo fundamentó que "pese a la positiva recuperación económica y social, el escenario del mundo se ha transformado sustancialmente".

Es un argumento similar al utilizado el año pasado. En diciembre, el Frente para la Victoria logró prorrogar la norma por 137 a 93 votos en Diputados y 47 a 17 votos en el Senado y lo justificó diciendo que serviría para sobrellevar las consecuencias de la crisis internacional.

La prórroga de emergencia fue votada por primera vez en 2002, tras la salida anticipada del gobierno de Fernando de la Rúa y el estallido de la crisis económica, y desde entonces ha sido prorrogada todos los años. Fuentes parlamentarias indicaron que el proyecto podría tratarse durante esta semana si en los próximos días logra dictamen en las comisiones respectivas. Esto es porque al tratarse como una cuestión de preferencia no sería necesario respetar el plazo de siete días luego de la aprobación en comisión, como indica el reglamento de la Cámara.

La Cámara de Senadores, por su parte, se apresta a discutir este miércoles el proyecto de Ley de Presupuesto de la Administración Pública Nacional del próximo año junto con el impuesto al Cheque y otros gravámenes. El oficialismo intentará imponer su mayoría para aprobar todas las leyes. Sin embargo, para que la denominada Ley del Cheque sea nuevamente prorrogada, esta vez por dos años, hasta fines de 2011, necesitará de la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara, o sea, de 37 senadores. Esa mayoría es necesaria porque la ley afecta fondos coparticipables que deberían ir a las provincias.

Fuentes del bloque de senadores del Frente para la Victoria dijeron que el oficialismo contará con, al menos, 36 votos propios, a los que, según aseguran, se sumarán los dos senadores del bloque Por Tierra del Fuego, los ex ARI José Martínez y María Rosa Díaz; y el neuquino Horacio Lores, del Movimiento Popular. Tanto el proyecto de Ley de Presupuesto como la prórroga de las leyes tributarias fueron aprobados por la Cámara de Diputados y necesitan la sanción del Senado para ser convertidas en leyes. El proyecto de Presupuesto 2010 prevé gastos por 273.129,4 millones de pesos, un tipo de cambio promedio de 3,95 pesos por dólar y una inflación minorista anual de 6,1 por ciento. También proyecta un crecimiento del PBI de 2,5, un crecimiento del consumo de alrededor de 2,7 y un aumento en la inversión cercano a 8,2 por ciento.

Comentá la nota