La emergencia que faltaba

A raíz de la caída de la actividad por la gripe A, la Asociación Empresaria de Rosario pidió a Nación, provincia y municipio que se declare la emergencia económica. Esto permitiría reprogramar vencimientos impositivos a rubros afectados.
En un intento por al menos amortiguar el impacto que el avance de la gripe A está generando en distintos rubros, la Asociación Empresaria de Rosario solicitó a Nación, provincia y municipio la declaración de la emergencia económica que contemple la postergación de los vencimientos de impuestos, tasas, contribuciones y servicios. Según el presidente de la entidad, Elías Soso, en algunos sectores la caída de la demanda superó el 50 por ciento, razón por la cual "resulta imprescindible diferir estos pagos para poder cumplir con el pago de sueldos y aguinaldo, a fin de atender el funcionamiento de las PyMEs que asegure el mantenimiento de actividades y puestos de trabajo". El secretario de la Empresaria, Ricardo Diab remarcó que además "el horizonte inmediato no es el mejor. Nadie sabe cuánto tiempo va a durar esta situación y lo que no se vendió en estas semanas no se recupera más".

Con la firma de Soso y Diab, la Asociación Empresaria remitió sendas notas a la AFIP, al Ministerio de Economía de Santa Fe y a la Secretaría de Hacienda municipal en la cual se menciona el estado de situación de miles de empresas de la región y se solicita la reprogramación de vencimientos tributarios. "Son muchos los rubros afectados. Salvo los supermercados se han mantenido estables, las farmacias y los videoclubes que han incrementado sus actividades, el resto tuvo una caída muy pronunciada en torno al 50 por ciento en especial los bares, restaurantes y los hoteles que funcionan en la ciudad", precisó Soso.

El presidente de la Asociación Empresaria destacó la importancia de sostener la viabilidad de las pymes "que concentran casi el 80 por ciento de los puestos de trabajo y de la actividad económica en el mercado interno". El referente mercantil recordó además que las firmas no tienen en la actualidad acceso a créditos a tasas "razonables" razón por la cual se dificulta el pago de sueldos y aguinaldos.

Diab fue más allá al señalar que "el horizonte inmediato tampoco es muy alentador. Algunos especialistas hablan de un pico que aún está por venir, las clases no se reanudarán hasta fin de mes y la actividad comercial obviamente se verá, resentida. Lo concreto es que lo que no vendió en estas semanas no se recupera más, es pérdida".

El secretario de la Asociación Empresaria mencionó otro componente que complica la ecuación económica de las firmas: "Los alquileres han subido en los últimos meses y eso también influye en un momento como éste".

Tanto Soso como Diab prometieron profundizar las gestiones ante las autoridades para conseguir la postergación de los vencimientos. "Por ahora no hemos tenido respuestas, pero vamos a seguir golpeando puertas de Nación, provincia y municipio", señalaron.

Al mismo tiempo la Asociación Empresaria de Rosario emitió un comunicado mediante el cual apela a la "responsabilidad social" de todos los ciudadanos, requiriéndoles "el respeto irrestricto a las normas sanitarias, para lograr neutralizar los efectos nocivos de la enfermedad en el menor tiempo posible y asegurar una razonable actividad económica y social que nos permita recuperar la normalidad a la mayor brevedad".

Comentá la nota