Emergencia energética y paralización

Habrá cortes rotativos de 4 horas, interrupción de la provisión a las grandes empresas radicadas en la capital, suspensión de la Fiesta del Chamamé. El primer plazo es de 90 días hay mucha incertidumbre respecto de cuánto durará la emergencia que deriva en la parálisis de la vida social, económica y por supuesto un institucional, por la prolongación de la feria estatal, para menguar el ritmo burocrático de la provincia para afrontar la crisis eléctrica.
Ayer por la mañana en una conferencia de prensa presidida por el vicegobernador Pedro Braillar Poccard, pero conducida por el ministro Secretario General de la Gobernador Carlos Vignolo, el Gobierno admitió la emergencia energética, luego de que un incendio destruyó la precaria conexión con la planta de Puerto Bastiani que suplía hasta el martes a la noche la salida de funcionamiento de la estación transformadora de Paso de la Patria.

Pese a que la ruptura del cable que atraviesa el Puente General Belgrano es de vital importancia, ayer, por la tarde se informó que la firma responsable del transporte mayorista de la energía podría arreglar el desperfecto en 48 horas tiempo en que llegarían los repuestos para reemplazar el cable cortado por el fuego.

Mientras el Gobernador gestionaba asistencia nacional para paliar la crisis, en la provincia sus colaboradores instrumentan un plan de contingencia que incluye cortes de servicios rotativos por 4 horas a grandes sectores de la ciudad capital y ciudades de Bella Vista, Goya y otras de la zona Este del sistema provincial de electricidad.

En la conferencia de Prensa el Secretario General de la gobernación admitió "una realidad que es pública y notoria, todos la estamos padeciendo, ya que la situación energética empeoró a partir de anoche y el panorama es harto complicado".

De esa manera y luego de una reunión mantenida entre el gobernador, Ricardo Colombi y representantes de las diferentes áreas, "hemos resuelto decretar la emergencia energética por el lapso de noventa días, con la posibilidad de extenderla, medida que tiene un impacto en la actividad normal de la provincia y su administración", informó el funcionario.

Destacaron desde el Gobierno que con estos decretos de emergencia tomarán medidas en las administraciones del Estado, tanto provincial como municipales, tendientes a racionalizar el consumo energético. De esa manera, también se decretó la prolongación de la feria administrativa por una semana más; del 11 al 15 de enero y cada repartición deberá limitar la actividad al horario matutino.

Restricciones

El interventor de la Dirección Provincial de Energía(DPEC) Vicente Parisi explicó que debido a la imposibilidad de llevar el fluido eléctrico a todos los usuarios, se ejecutarán cortes rotativos de mayor duración a los previstos en un principio que abarcaban solamente las dos horas, por lo que la DPEC durante la jornada de hoy va a emitir un comunicado en el cual se van a detallar los barrios y la cronología en la que se van a efectuar los cortes.

"Los cortes eran de una determinada duración. Así habíamos dispuesto éstos de dos horas de duración en el ámbito de Capital y una hora en el interior.

En este momento la magnitud excede y es imposible mantener esa rutina. Los cortes serán mayores y se van a dar a conocer los barrios involucrados", agregó. Por la tarde se dispuso que sean de 4 horas en cada caso.

También informó que se restringirá el suministro a grandes usuarios y empresas como Tipoití y Quilmes, con el objetivo de redistribuir la energía existente de manera igual entre todos los usuarios.

El funcionario insistió en varias oportunidades que está asegurada la provisión de energía sin interrupciones para hospitales, sanatorios y plantas potabilizadoras, a fin de mantener los servicios esenciales a la comunidad como el de la salud y agua potable.

Decreto

Mediante el Decreto número 7 del corriente año el Gobernador dispuso la constitución de un fondo especial de 20 millones de pesos para la atención de los gastos que demande la emergencia declarada.

Otra de las disposiciones es la de liberar las manos de la intervención de la DPEC a llevar a cabo contrataciones de distintos servicios.

Con el objetivo de disminuir el consumo energético, la medida dispone en todo el ámbito de la Administración Pública Provincial centralizada y descentralizada, la reducción y/o eliminación en la iluminación ornamental de edificios públicos, la restricción del uso de ascensores, de la climatización de oficinas y de toda aquella que no sea considerada necesaria por razones de seguridad o para la normal prestación de los distintos servicios.

También se solicita a todos los municipios de la provincia la aplicación de las siguientes medidas en su órbita y competencia.

Comentá la nota