La emergencia alimentaria para tareferos podría tratarse el jueves

A casi tres semanas de protesta, el Gobierno provincial aún no dispuso ninguna instancia de diálogo con las familias de tareferos que reclaman a la vera de la ruta 12, en el acceso a la localidad de Montecarlo.
Alrededor de 150 familias de tareferos y padres autoconvocados de la escuela 434 instalaron el lunes una carpa a la espera de entrevistarse con funcionarios provinciales que nunca llegaron. Tampoco llegaron las 200 bolsas que había comprometido el Gobierno a través de la intendente local Elba Auzmendi, por lo que por la tarde y este martes volvieron a cortar la ruta 12.

El lunes aguardaban que el Concejo Deliberante local tratara el pedido de emergencia alimentaria para el sector, pero finalmente los concejales justicialistas solamente presentaron ante los manifestantes un proyecto de ordenanza que podría tratarse este jueves. "El gobierno no cumplió, no vino nadie a hablar con nosotros y tampoco están las bolsas por eso cortamos", destacaron desde el corte que esta vez fue ininterrumpido por una hora.

Desde la intendencia trascendió que fracasaron las gestiones realizadas para que funcionarios con "poder de decisión", como reclamaban los manifestantes, llegaran hasta la protesta para entrevistarse con los tareferos.

"Desde mi despacho los delegados pudieron hablar con el secretario del gobernador y él les confirmó que no vendría nadie", destacó Auzmendi, quien anticipó, además, que volverían a comunicarse con el funcionario para conocer las alternativas de solución que podría aportar la Provincia. "Este va a ser un año muy difícil, deberemos apelar a medidas creativas, cobrar tasas con insumos, con servicios para atender así la gestión municipal", destacó la intendente.

Los tareferos y padres autoconvocados, quienes habían acordado con Auzmendi no cortar la ruta hasta el jueves, siempre y cuando el Gobierno habilitara canales de diálogo y negociación con los delegados, volvieron a manifestarse interrumpiendo el tránsito por espacio de una hora debido a la falta de interlocutores para destrabar el conflicto.

Este martes etsaba prevista una nueva asamblea y una marcha hacia la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo exigiendo la suspensión de los cortes del servicio a los tareferos y la discusión de una tarifa subsidiada para las familias. "Somos muchas las familias que ya no tenemos luz desde hace muchos meses, nosotros no podemos seguir así", advirtió uno de los delegados.

Comentá la nota