Emergencia agropecuaria para las zonas inundadas del sur provincial

Ayer, el gobernador firmó el decreto / Se eximirá o prorrogará el pago de impuestos.
El gobernador Juan Schiaretti firmó ayer el decreto que declara la emergencia y/o zona de desastre, según corresponda, en el sur de la provincia de Córdoba, que está afectado por las inundaciones.

"Declárese a partir del día 11 de enero de 2010 y por el término de 180 días corridos, en estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario, según corresponda, a los productores agropecuarios afectados por anegamiento de suelos", dispone el primer artículo del decreto 0435-059356/2010.

Los productores perjudicados tendrán derecho al diferimiento o exención del Impuesto Inmobiliario Rural y de otras tasas provinciales que gravan los campos, a la refinanciación de pasivos, y a líneas de créditos especiales que establezcan los bancos e instituciones oficiales.

En el decreto, se fundamenta que "el informe técnico elaborado conjuntamente por la Dirección de Conservación de Suelos y Manejo de Aguas y la Dirección de Agencias Zonales, advierte que las precipitaciones caídas en los últimos días han sobrepasado con creces las medias históricas".

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos "confeccionará un registro de productores afectados", dispone el decreto. Por ello, los damnificados deben presentar sus declaraciones juradas ante esa cartera, que luego constatará el estado de la zona.

Miles. La medida alcanza a 150 mil hectáreas ubicadas en tres pedanías del departamento Presidente Roque Sáenz Peña (San Martín, La Amarga y La Paz) y una pedanía del departamento Río Cuarto (La Cautiva).

Según publicó este diario el sábado pasado, habría unas 90 mil hectáreas de soja y unas 16 mil de maíz bajo el agua en el departamento Roque Sáenz Peña. Así, sólo en esa área, Córdoba podría perder una producción valuada, como mínimo, en 270 millones de pesos.

La topografía de la región es plana y en las zonas más deprimidas se le suma el ascenso de napas freáticas y en toda la región, las extraordinarias y copiosas lluvias que dejaron millonarias pérdidas.

Comentá la nota