La emergencia agropecuaria para nueve departamentos fue aprobada por la Comisión Nacional

Política: La Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria –CNEA- aprobó la solicitud de declaración de ese estado ocasionado por torrenciales lluvias y tornados, para productores tabacaleros y hortícolas de nueve Departamentos de la provincia de Corrientes y ponderó el pormenorizado informe elevado por el Ministerio de Producción, Trabajo y Turismo que, a manera de aval, fue acompañado por uno similar del INTA, según explicó en declaraciones a la Dirección de Información Pública, el Secretario del área.
El secretario de Producción Trabajo y Turismo, Cristian Vilas, junto al jefe del Departamento Pronósticos y Estimaciones del Área de Emergencia Agropecuaria de esa cartera, Oscar Duque de Arce, en coincidencia con el ministro Jorge Vara, dieron precisiones de la tarea llevada a cabo ante la Comisión Nación específica y que permitió la aprobación de la solicitud presentada al respecto.

La celeridad impuesta a las gestiones tuvo como razón primera, la circunstancia significativa de ser, casi la totalidad de las propiedades dañadas, tierras dedicadas al cultivo a través de la modalidad de sustento familiar, lo que, tal lo expresado por el gobernador Ricardo Colombi y por el propio ministro Vara, da a la situación creada, una connotación social de hondo contenido dramático.

Los funcionarios indicaron que el informe pormenorizado elevado se enmarca en las previsiones de la ley nacional 26509 que prevé ayudas por 500 millones de pesos anuales, parte de los que Corrientes podría acceder para sobrellevar los 90 millones perdidos en la presente emergencia, de los cuales 50 millones corresponden al área tabacalera y algo más de 40 millones al sector hortícola.

Las cuantificaciones, si bien deben ser motivo de nuevos sondeos en el terreno, podrán ser beneficiadas con el aporte nacional una vez que sea aprobada en la Legislatura local, el proyecto que prevé la adhesión a la mencionada ley 26509, dejando así expedita la vía para el inicio de gestiones puntuales para subsidios y otros socorros que prevé la mencionada norma nacional.

Recordaron que las actuaciones dadas ante la CNEA, llevan como sustento la declaración de emergencia y desastre agropecuarios dictada por el gobernador Colombi, a través de dos decretos que prevén una serie de acciones tendientes a paliar la crisis en que se han visto sumidos horticultores y productores de tabaco a consecuencia del clima.

La declaración nacional de emergencia agropecuaria para Corrientes, se produjo al ser "aprobado por unanimidad" el detallado informe de la provincia y que tuvo en la oportunidad y a manera de aval, un similar detalle elevado ante la CNEA, por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que corrobora las apreciaciones realizadas por el Ministerio de la Producción.

Cabe mencionar a manera de ejemplo, que, sólo en el Departamento Goya, llovieron 550 milímetros en 20 días de noviembre y 373 en diciembre últimos, lo que, al decir de los técnicos, "no hay suelo que aguante tanto exceso de agua", y torna imposible la continuidad de cualquier cultivo, aun bajo cobertura, cuyas estructuras sufrieron daños durante los tornados registrados en ese lapso.

El paso inmediato que requiere la tramitación en la metrópoli, explicó Vilas, es la firma de la resolución del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, cuyo titular es Julián Andrés Domínguez. Cumplido este trámite y con la adhesión por ley de la provincia a la 26509 y las evaluaciones puntuales de los daños sufridos por cada productor, se gestionarán las ayudas dinerarias.

Entre tanto, los damnificados, que en los próximos días deberán registrarse y presentar sus declaraciones de daños, tiene importantes beneficios en jurisdicción de la legislación correntina que prevé, entre otros, la suspensión del pago del impuesto a los sellos, la prórroga en la cancelación de impuestos y en el pago de créditos, así como el acceso a subvenciones que programará el ministerio local.

Comentá la nota