Emergencia en Acha: la intendenta echó a siete funcionarios

La intendenta de General Acha, María Elena García, anunció una batería de medidas tendientes a achicar el gasto e incrementar los ingresos a las arcas municipales.
En ese sentido, informó que despidió a siete funcionarios que se desempeñaban en distintas áreas del Ejecutivo, excepto a su marido, que continúa en el cargo de capataz.

En un principio, negó que haya una ruptura con el bloque del PJ, cuyos miembros acompañaron a la jefa comunal durante el anuncio realizado ayer por la mañana. También estuvieron la asesora legal, María Cielo Rossi, y el secretario de Gobierno, Javier Bassa.

García aseguró que las medidas comenzarán a instrumentarse a partir de hoy, por lo que los funcionarios Andrea Sosa (Juventud), Alejandra Neira (Prensa), Mónica Videla (Turismo), Rosana Muñoz (Asuntos Barriales), Víctor Sarricueta (Tránsito), Cleotilde Fuentes (Mujer), y Juan Carlos Campos (Sistematización de Datos), ya dejaron de trabajar en la municipalidad.

Areas.

La jefa comunal aseguró que las áreas no desaparecerán, pero serán absorbidas por otras. En el caso de Prensa, dependerá de Cultura y Ceremonial, a cargo de Hugo Monti; las secretarías de la Mujer, la Juventud y Asuntos Barriales, estarán bajo la órbita de Acción Social, cuya responsable es María Angeles García. Sistematización de Datos quedará exclusivamente a cargo de Erica Arroyat; lo propio ocurrirá con Tránsito, que quedó en manos de Juan Pablo Terrani. Ahora sólo resta definir qué sucederá con la Dirección de Turismo, debido a que todavía no se resolvió qué empleado de planta permanente está capacitado para asumir tal compromiso.

Horas extras.

En tanto, a pesar de que, según García, se estaban pagando muy pocas horas extras porque ya se habían producido achiques en ese sentido, se resolvió fijar un máximo de 40 horas por empleado, para el personal que trabaja sábados y domingos en los servicios de riego de calles y recolección de residuos.

Además, aseguró que eliminarán los viáticos, a pesar de que aclaró que son escasos los que estaban abonando, ya que solamente se les pagaba a los funcionarios que debían viajar fuera de la provincia.

La intendenta indicó que se reducirán los jornales, porque cinco pasarán a cumplir tareas en la Escuela Hogar de Utracán (dependerán de Educación), y se está gestionando el pase de otros cinco en proyectos productivos (serán absorbidos por Producción).

Informó, asimismo, que se están analizando junto a los concejales los adicionales que se pagan acorde a la responsabilidad. Se priorizará solamente aquellos que son necesarios. En tanto, los contratos por servicios no se renovarán.

Retiros.

María Elena García señaló que se está estudiando la ley de Retiros Voluntarios para los agentes de la administración pública, con el fin de establecer cuáles podrían reunir las condiciones de acceder a la jubilación. Luego hablaría con ellos para saber si quieren acogerse a este beneficio.

García manifestó que se eliminaron las subrogaciones de categorías, solamente se pagarán 25 días de trabajo como máximo a los jornales (antes cobraban por 30 días), y se realizará un seguimiento de las carpetas médicas de los trabajadores. "Hay empleados que realizan tareas livianas o no trabajan, pero lo hacen en forma particular, de modo que se realizará un análisis severo y en el caso de que sea necesario se harán juntas médicas", afirmó.

Ingresos.

En otro orden, y con el objeto de aumentar los ingresos a las arcas municipales, expresó que se está intimando a los vecinos a que paguen las deudas porque comenzarán los juicios de apremios para aquellos que no lo hagan.

Se implementará un sistema de libre deuda integral. Es decir, nadie podrá acceder a este si mantiene alguna deuda con el municipio. Volverá a premiarse al mejor contribuyente, y se hará una campaña de regularización de tránsito vehicular, sobre todo en lo que hace a las motos, porque hay muchas que no tramitaron las patentes.

La comuna también controlará si los vecinos pagaron las tasas de derecho de construcción, se hará una campaña de concientización para el cobro de obras ya hechas (asfalto); se realizará una inspección de las licencias comerciales, se efectuará una subasta pública de vehículos del corralón para mejorar el parque automotor y se iniciarán los trámites de mensura de las 1.200 hectáreas que la comuna posee en Chacharramendi.

Carlos Mendive, el intocable

Las medidas anunciadas por la jefa comunal para afrontar la crisis económica no cayeron nada bien a los funcionarios que fueron despedidos sorpresivamente, y por ello ayer dejaron de realizar la tarea que cumplían en diferentes áreas del Ejecutivo.

Fuentes confiables informaron a esta corresponsalía que algunos de los funcionarios echados por García se enojaron porque la medida no afectó a su esposo, Carlos Mendive, quien cobra como funcionario por el trabajo que desarrolla como capataz.

Por otro lado, vecinos expresaron su malestar ante esta corresponsalía porque la intendenta no echó a su esposo, a pesar de que actualmente hay otra persona que cumple la misma función que él y, al igual que las otras áreas, podría quedar en manos de una sola persona.

Además, el esposo de García es uno de los funcionarios más cuestionados, no sólo porque hay muchos que dicen que no trabaja, sino porque sostienen que se entromete en cuestiones propias del Ejecutivo, que son ajenas a su competencia.

Cabe recordar que funcionarios de Asuntos Municipales garantizaron el apoyo económico a García, pero siempre y cuando redujera el número de jornales y funcionarios, entre los cuales, también se incluía a Mendive. Al no despedir a su esposo, la jefa comunal estaría contradiciendo las indicaciones de la Provincia.

Comentá la nota