Emboscados en Afganistán

Mientras Washington considera un aumento en el número de soldados, Bin Laden les pidió a los países europeos que retiren sus tropas de Afganistán. Este año han muerto en Afganistán 368 militares extranjeros, incluyendo 216 estadounidenses.
Cinco soldados estadounidenses murieron el jueves en ataques insurgentes en el sur de Afganistán, anunció ayer la OTAN, con lo que resulta el año más mortífero para las fuerzas internacionales en ocho años de guerra. Los ataques ocurrieron en el sur del país, feudo de los talibán, mientras Washington está considerando aumentar el número de sus efectivos militares. Por su parte, en un mensaje de audio emitido ayer, Osama bin Laden les pidió a los países europeos que retiren sus tropas de Afganistán.

"Dos soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) fueron muertos y otros tres fallecieron de sus heridas en tres incidentes separados en el sur de Afganistán el 24 de septiembre", indicó la fuerza en un comunicado. Los soldados eran parte de los refuerzos enviados este año a Afganistán por el presidente Barack Obama para frenar el avance de los talibán, que desde 2006 multiplicaron sus ataques y ahora controlan extensas zonas del sur y este del país. Una portavoz del ejército estadounidense, Elizabeth Mathias, confirmó que todos los soldados muertos eran estadounidenses. La OTAN no precisó en qué lugar del sur del país tuvieron lugar los incidentes, una región tradicionalmente hostil a las fuerzas internacionales, y si los insurgentes habían sufrido pérdidas.

Después de ocho años de presencia, las fuerzas internacionales tienen cada vez más dificultades para contener la insurrección de los talibán, mientras las opiniones públicas occidentales se inquietan por la participación de sus soldados. Desde hace varios meses, las pérdidas de los occidentales alcanzan cifras records. Este año han muerto en Afganistán 368 militares extranjeros, 216 de los cuales son estadounidenses y 80 británicos. El año pasado murieron 294.

Estas nuevas pérdidas del ejército estadounidense se producen cuando el comandante de las fuerzas internacionales en Afganistán, el general Stanley McChrystal, presentará a la administración estadounidense un pedido de aumento de los medios militares. Washington no tomará ninguna decisión antes de haber examinado las opciones estratégicas, indicó el Pentágono el miércoles. Según informaciones de prensa, el general McChrystal debería pedir entre 10.000 y 30.000 soldados suplementarios.

En una evaluación estratégica del conflicto afgano entregada el 30 de agosto a Robert Gates y revelada por el diario Washington Post, el general McChrystal advierte que sin aumentar los medios militares en Afganistán, la coalición podría sufrir "un fracaso".

Desde hace dos años, los talibán, expulsados del poder a fines de 2001 por las fuerzas internacionales dirigidas por Estados Unidos intensificaron considerablemente y extendieron geográficamente su insurrección, a pesar de la presencia de 100.000 soldados extranjeros, más de dos tercios de ellos estadounidenses.

Por otra parte, ayer se conoció otro mensaje de audio del jefe de la red Al Qaida, Osama bin Laden, de casi cinco minutos colgados en los foros yihadistas. "La justicia reclama que pongáis fin a vuestra opresión y que retiréis vuestras tropas", dice Bin Laden. "Un hombre inteligente no pierde su dinero y sus hijos por una banda de criminales en Washington, y es vergonzoso para una persona pertenecer a una coalición cuyo comandante supremo no tiene consideración por la vida humana y bombardea intencionadamente a los lugareños", agregó. Por el momento no se ha podido verificar la autenticidad de este mensaje, subtitulado en alemán y en inglés sobre una imagen fija de Bin Laden.

El mensaje anterior de Bin Laden se remonta al 13 de septiembre, dos días después del octavo aniversario del 11 de septiembre: pedía al pueblo estadounidense que presionara a la Casa Blanca para que pusiera fin a las guerras en Irak y en Afganistán a cambio de abandonar los atentados.

Comentá la nota