Embestida de la oposición contra el proyecto de ley de medios K

Con distintas estrategias, los bloques opositores coincidieron en rechazar el cierre del debate en comisión que impuso el kirchnerismo. Y negocian una postura común para modificar el proyecto en la sesión del viernes.
El rechazo unió a Reutemann, Menem y Rodríguez Saá

Trece senadores del peronismo disidente y partidos provinciales emitieron ayer una declaración conjuntan en la que descalifican la ley de control de medios del Gobierno por conserar que es "inconstitucional".En el texto, firmado entre otros por el ex gobernador santafesino Carlos Reutemann y los ex presidentes Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá, se señala el rechazo al proyecto que tiene media sanción de la Cámara baja por "serias discrepancias constitucionales, institucionales y políticas". A la vez, se aclarar que, a diferencia de lo que sucedió en Diputados con ese sector y el resto de la oposición dura, los senadores estarán presentes en el recinto para dar pelea durante la votación en particular. Si el kirchnerismo no logra imponerse en alguno de los artículos, el texto deberá volver a la Cámara baja.

"El proyecto lesiona gravemente los artículos 14 y 17 de la Constitución, en tanto habilita y permite la censura previa y afecta el derecho de propiedad, y vulnera de modo directo el artículo 32 en cuanto las facultades, poderes, atribuciones y competencias de las provincias al establecer la jurisdicción federal sobre sus espacios territoriales", argumentan en un comunicado que firman también el ex gobernador salteño Juan Carlos Romero y la bonaerense Chiche Duhalde.En el comunicado se condena "la nueva embestida del oficialismo que aceleró los tiempos del debate" de la ley de control de medios. Una de las firmantes, la salteña Sonia Escudero, llevó la voz cantante del sector cuando comenzó el debate en el plenario de comisiones y la oposición puso contra las cuerdas al titular del Comfer, Gabriel Mariotto, quien ayer volvió a hablar en el Salón Azul, pero solo para el oficialismo, porque el debate había sido cerrado por el bloque K cuando el jueves anunció que tenía ya el dictamen de mayoría.

Otros que cuestionan el proyecto por "inconstitucional" y firmaron el documento del PJ disidente fueron Agustín Pérez Alsina,del Partido renovador de Salta, el juecista cordobés Carlos Rossi y los tucumanos de Fuerza Republicanaos tucumanos Delia Pinchetti y Carlos Salazar. El elenco de peronistas anti K lo completan Liliana Negre de Alonso, de San Luis; la santafesina Roxana Latorre y el sanjuanino Roberto Basualdo.Una vez que el kirchnerismo se aseguró el dictamen de mayoría para llevar la próxima semana el proyecto al recinto, el grupo consensuó un enérgico rechazo por lo que consideran un "intento de utilizar las instituciones de la República con propósitos de poder autoritario, sean personales o de grupos, con el objetivo de dirimir cuestiones políticas o sectoriales que impidan el ejercicio de derechos esenciales de toda democracia". Y alegan que el proyecto oficial "afecta las libertades públicas, las garantías constitucionales, la seguridad jurídica, nuestra imagen en el exterior y los superiores intereses de la Nación".

La UCR apunta a los artículos polémicos

Una autoridad de aplicación conformada por un miembro del Poder Ejecutivo y seis del Congreso, que las empresas puedan mantener las licencias hasta su vencimiento y la regulación de la publicidad oficial. Entre otras modificaciones, el dictamen de minoría que ultimaba anoche el radicalismo y algunos aliados presenta esos puntos como ejes principales. Hasta su firma, entre lunes y martes, no se descartan nuevos cambios para sumar apoyos. "Trabajamos sobre la media sanción. Habrá muchas modificaciones pero nos vamos a centrar en cuatro o cinco núcleos duros, con la expectativa de que toda la oposición coincida en esos puntos", contó uno de los que participó en la elaboración del texto.

Para la autoridad de aplicación, además de la nueva conformación (tres del Senado, tres de Diputados y uno del Ejecutivo), el dictamen propondrá que se integre por profesionales con título universitario y experiencia en medios o telecomunicaciones, y que cuente con la aprobación de los dos tercios de ambas cámaras.También planteará la eliminación de las restricciones para brindar señales de cable, la modificación del régimen sancionatorio ("abre la puerta a la censura") y quitará la distinción del artículo 32, para evitar que el Poder Ejecutivo asigne las licencias en ciudades con más de 500.000 habitantes. En cuanto al artículo 161, sobre el la adecuación de las empresas a la nueva norma, no estipulará plazos: "Un año o tres, desde lo jurídico, es lo mismo", dicen en la UCR.

De cualquier modo, durante el fin de semana podrán incluirse nuevas modificaciones para "mantenernos unidos y sumar apoyos", contó una fuente. Por el momento, impulsan estos cambios los ocho radicales, cuatro aliados habituales (Teresita Colombo, Oscar Castillo, Pablo Verani y Emilio Rached), María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica) y Samuel Cabanchik (Buenos Aires Federal). También avanzan los contactos con el peronismo disidente, para llegar al recinto con una postura en común. Otra apuesta será el socialista Rubén Giustiniani (votará a favor en general y luego rechazará algunos artículos), los provinciales y el tándem de oficialistas que manifestaron disentir con el dictamen de mayoría.

Comentá la nota