Embestida de la Caja para frenar privilegios

Publica los nombres de los favorecidos por la vieja ley 8.024 y de 118 beneficiarios que estarían en situación irregular.
El gobernador Juan Schiaretti aseguró, el 1° de febrero pasado, que la reforma previsional que él propuso eliminó los "privilegios" jubilatorios. La oposición en la Legislatura le contestó que no todos y le pidió a la Caja de Jubilaciones de Córdoba que especifique a qué privilegios se había referido el mandatario.

La Secretaría de Previsión Social presentó el miércoles pasado un informe en el que, además de explicar a qué aludió Schiaretti cuando usó el sustantivo "privilegio", expone una serie de acciones que apuntan, pese a que en algunos casos la Justicia le falló en contra, a eliminar esa "ventaja exclusiva que goza alguien por concesión de un superior o por determinada circunstancia propia", tal como lo define la Real Academia Española.

El escrito detalla los dos privilegios que eliminó la ley 9.504 y a los que se refirió Schiaretti:

La posibilidad de jubilarse con pocos años de aportes en la Caja y completar el resto con aportes por servicios "ad honórem o comprados" gracias a las moratorias de la Anses. Aquí, muchos adhirieron a la denominada "jubilación de ama de casa", completaron los 30 años y se jubilaron con la provincial 8.024.

La posibilidad de mejorar el haber inicial haciendo valer el mejor sueldo de la vida activa, aunque éste se haya ejercido apenas dos años y hace tiempo. Hay 1.647 beneficiarios en esta situación: 1.371 eligieron el mejor cargo de su carrera –aunque haya sido ejercido en La Rioja (ver aparte) y si tenían 20 en Córdoba se jubilaron por la Caja con 82 por ciento de aquel sueldo. Este grupo tiene un haber promedio de 4.612 pesos (48 por ciento más alto que el promedio del sistema). Hay otros 276 casos que beneficiarios directamente a legisladores, intendentes y demás cargos electivos. Es que habiendo ejercido al menos dos años continuos y con sólo 10 años de aportes a la Caja, el interesado se podía jubilar con la dieta de legislador, por caso. Este grupo cobraba, a febrero pasado, 8.635 pesos de promedio.

Esos "privilegiados" –cuyo listado la Caja también envió a la Legislatura– le demandan al organismo previsional 116,3 millones de pesos anuales.

"Estas situaciones de privilegio contaban con el aval legal, pero carecían de legitimidad y justificación dentro de un sistema de seguridad social solidario y de reparto", expuso el informe firmado por el secretario de Previsión, Osvaldo Giordano.

El funcionario sostiene que si estos beneficiarios cobraran un haber similar al promedio, la Caja se ahorraría 47 millones de pesos al año, lo que podría garantizarle 400 pesos mensuales a 10 mil trabajadores en riesgo. La reforma previsional endureció las condiciones para retirarse.

Irregularidades. Giordano pretende ir más allá y afirma que la Caja podrá combatir irregularidades. Para eso, se "fortalecieron áreas de auditoría" para detectar incompatibilidades y violación a normas.

El Sistema de Reciprocidad Previsional impide que una persona tenga dos jubilaciones: ni provinciales, ni nacionales, ni una y una. Pero la Caja ha encontrado varios casos: algunos gestionaron la "jubilación de ama de casa" en la Anses, pese a estar cobrando en la Provincia, y varios, estando ya jubilados en la Nación, se jubilaron en la Caja sin declarar aquel ingreso.

En enero, el organismo decidió suspenderles el pago de haberes, pero como la Justicia obligó a reintegrar el pago en seis casos, optó por intimar a los 118 beneficiarios sospechados a que en 60 días se presenten para clarificar su situación. Si esto se comprobara, deberían devolver los haberes cobrados en forma irregular.

Giordano también promete "revisar los haberes altos" para verificar la existencia de errores en las fórmulas de cálculo.

Comentá la nota