Embargan por 600 mil pesos al municipio de Allen

En el marco de las distintas acciones llevadas a cabo por las partes involucradas en la causa SOLMI, el intendente Graciano Bracalente confirmó que según lo dispuesto por la Jueza actuante en la causa, le fue embargado al municipio la suma de 600 mil pesos.
La medida ya había sido ordenada por la titular del Juzgado de Paz de San Pedro durante el 2008, para ser ejecutada sobre el presente ejercicio presupuestario y fue remitida directamente al Concejo Deliberante, por lo que se sabía que esto podía ocurrir. El jefe comunal lo había adelantado en dos oportunidades en la apertura de sesiones ordinarias del Poder Legislativo local. La medida judicial fue ejecutada en las cuentas bancarias que el municipio posee en el Banco Patagonia y se llevo a cabo en dos etapas.

Ante este nuevo paso dado por la empresa Solmi en el caso, el jefe comunal expresó que, como se sabe, "sin perjuicio de que personalmente no le reconozco derechos a la firma Solmi, [en su momento] se intentaron distintos efectos conciliatorios incluso con otras administraciones, que fueron aceptados y luego dejados de lado. Es por ello, que ahora siendo perjudicado el municipio, instruí en forma simultánea al aérea de Asesoría Legal municipal para que inicie acciones legales a fin de determinar responsabilidades por los daños ocasionados al erario público municipal".

Por otra parte Bracalente recordó que "por carta documento (Correo Argentino Nº 5772576) el municipio le ofreció una propuesta de pago para finiquitar la causa y que consistía en el pago de 300 mil pesos en efectivo y $ 1.800.000 en bonos provinciales, BOGAR serie 2, pero lamentablemente nunca tuvimos una respuesta".

Cabe destacar que tanto el trámite de embargo como la liquidación de fondos a favor de la empresa fueron recurridos por el municipio. La primera aún no fue resuelta, mientras que el embargo sí, y con resultado desfavorable. Dado que la apelación no posee efectos suspensivos, el embargo se perfeccionó.

Como se le hiciera saber con anterioridad al Concejo Deliberante, en la causa hay sentencia, aunque ésta aún no es firme. Es por esto que se está tramitando un recurso de queja por recurso denegado ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, lo que trae como consecuencia que mientras se tramita tal recurso, no se suspenden las actuaciones en primera instancia.

Bracalente consideró esta situación como "un gran daño a la economía municipal, que nos limitará para continuar con obligaciones para con el pueblo" y dijo "Allen, debe reflexionar la equivalencia de esta suma en comedores barriales, hacer el trabajo del personal, sueldos y cargas sociales, asfalto, cordón cuneta, cloacas, alumbrado, equipamiento, compactadores, contendores de basura, litros de leche, kilos de pan, bolsas de cemento, o cualquier otro comparativo de los 600 mil pesos que hoy ya no contamos en nuestro municipio."

Comentá la nota