La embajadora de EE.UU. ya tiene aprobación del Senado

El Senado de los Estados Unidos aprobó ayer por unanimidad la designacion de Vilma Martínez como embajadora de ese país en Argentina.
Martínez, nominada para el cargo por el presidente Barack Obama, es una reconocida abogada descendiente de mexicanos, defensora de los derechos civiles de la comunidad hispana.

Estudió abogacía en la prestigiosa Universidad de Columbia, en Manhattan, y se especializó en los derechos de los inmigrantes y las minorías. También incursionó en el ámbito empresario: integró el directorio de Anheuser Busch, la empresa propietaria de la popular cerveza Budweiser (luego absorbida por su competidora InBev).

Reemplazará a Earl Wayne, quien ya dejó su lugar en la Embajada en Buenos Aires para asumir funciones en la de Afganistán.

Martínez no dejó lugar a dudas sobre sus prioridades una vez que asuma la Embajada. "De ser confirmada --dijo en la sesión de confirmación ante el Senado de EEUU-- trataré de facilitar la normalización de las relaciones con todos los acreedores de la Argentina", dijo, en relación a los holdouts, los bonistas que quedaron fuera del canje de la deuda pública.

En aquella sesión, Martínez agregó que buscará acelerar la solución de las disputas entre el Estado argentino y las empresas estadounidenses que le reclaman ante el CIADI indemnizaciones tras la pesificación de 2002.

"También trataré de facilitar una resolución en mutuo beneficio de las disputas con las compañías estadounidenses --dijo entonces la flamante embajadora-- El respeto de las obligaciones soberanas es un componente fundamental de la economía internacional".

Para la diplomática, esos ejes de acción deberían "ayudar a crear un ambiente en que la inversión estadounidense sea bienvenida y esté segura".

Comentá la nota