Elsztain se hizo cargo del Hipotecario y acelera un acuerdo con el Gobierno

Luego de cinco años, Clarisa Lifsic De Estol dejó de comandar la entidad. Acercamiento de Elsztain con Kirchner para que el Estado tome la gestión del Banco Hipotecario
En un golpe de timón que acelerará las tratativas con el Gobierno, Eduardo Elsztain reemplazó –desde ayer– a Clarisa Lifsic en la presidencia del Banco Hipotecario, aunque de modo interino. Así, el principal accionista privado de la entidad (26%, 65% es del Estado Nacional) tomará sus riendas cuando más se habla de una especie de intervención estatal, cuyo objetivo de fondo es agrandar el mercado de créditos hipotecarios en un año electoral.

Según diversas fuentes del mercado, Elsztain quiere dar un paso al costado en un banco cuya acción cotiza muy bajo, que el año pasado perdió $ 23 millones y vio como empeoraba toda su cartera de créditos. “El Gobierno le haría un favor”, admite alguien que conoce la negociación entre el titular de Irsa y la Casa Rosada. El buen vínculo de Elsztain con Néstor Kirchner, así como la voluntad de avanzar en el cambio de mando, se harán patentes hoy cuando directivos del Hipotecario asistan a la Residencia de Olivos.

Allí se presentarán créditos personales para ampliación y refacción de vivienda. Casi un aperitivo en relación al ambicioso lanzamiento de préstamos hipotecarios que imagina el oficialismo. Pero con la señal de diálogo que estaba esperando el kirchnerismo, porque en la Quinta Presidencial habrá representantes del Hipotecario que responden a Elsztain y otros que no, una muestra de buena convivencia. La voluntad de acordar no es nueva, ya que la propuesta inicial acercada a los Kirchner fue consensuada por directivos del banco, incluyendo algunos que fueron nombrados por Elsztain.

En esa tónica, la dinámica de gestión de Clarisa Lifsic de Estol se había transformado en una piedra en el zapato. Hace un año que Lifsic de Estol y Elsztain, ex amigos y compañeros de secundaria, prácticamente no se hablan. “Tienen excelente relación y probablemente ella se quede en el grupo. Quizás no pudo balancear el trabajo con las ganas de ocuparse de sus cinco hijos”, intentó argumentar un vocero de IRSA. Pero fue el único que expuso semejante visión, los demás prefirieron explicar que “se la sacó de encima”.

Cualquiera sea la versión acertada, Elzstain terminó su licencia de seis meses el 28 de febrero último, y desde entonces (antes también) se puso a trabajar para cerrar un acuerdo amistoso con el Gobierno. “Ya estaba a la cabeza de la negociación, hoy (por ayer) sólo lo reafirmó”, contaron cerca de Elsztain.

Puntapié inicial de créditos

Hoy se lanzarán en Olivos créditos para refacción y ampliación de viviendas, que podrían tener un máximo de

$ 30.000. Según distintas fuentes oficiales y de mercado, serán el primer paso de una escalada de anuncios, que terminará con los préstamos que se analizan desde fines del año pasado: hasta $ 300.000 para vivienda única y familiar, con tasas cercanas al 10% y a pagar hasta en 25 años.

En lo inmediato, hoy se anunciará la asignación de $ 300 millones que serán licitados entre bancos privados, para créditos orientados a refacción y ampliación de vivienda. Habrá presencias de banqueros en el anuncio presidencial, incluyendo representantes del Hipotecario. Como muestra de avance hacia un acuerdo más ambicioso con el Estado, esta entidad podría comprar toda la cartera de esos créditos a través de su controlada Banco de Crédito y Securitización (BACS).

Las tratativas entre el Gobierno y Elsztain se aceleraron desde el 17 de febrero último, cuando este empresario y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, se vieron en la Casa Rosada. Desde entonces, la negociación es entre el titular de Irsa y Néstor Kirchner.

Comentá la nota