Elpidio Guaraz incorpora pruebas en su defensa y acusa a EDECAT

Intentará probar que había advertido en la obra irregularidades que perjudicaban a la comunidad.
El intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, a través de su abogado Guillermo Ferreyra, presentará hoy nuevas pruebas para su defensa ante la Fiscalía de Instrucción Nro. 8 de Myrian López en el marco de la investigación judicial por los delitos de coacción y daños. El jefe comunal ingresará documentación en la que consta que previo al escándalo que protagonizó para evitar la continuidad de una obra de tendido eléctrico ya había reclamado por las irregularidades cometidas en la ejecución. Incluso había solicitado que el proyecto sea aprobado e inspeccionado por EDECAT.

También agregará un informe de inspección que la distribuidora de Energía de Catamarca EDECAT envió a la empresa agropecuaria Mistol Ancho S.A. en la que confirma que existieron anormalidades.

La Justicia investiga a Guaraz por la polémica que protagonizó al intentar impedir, mediante actos de violencia, la prosecución del tendido eléctrico entre la cabecera departamental y San Pedro de Guasayán. En ese momento, el intendente se opuso a la continuidad de éste al entender que no se cumplía con el proyecto que había sido autorizado por la empresa EDECAT y que perjudicaba a la población del lugar. El tendido eléctrico había sido terciarizado y solicitado por un particular, la empresa agropecuaria Mistol Ancho S.A. Su ejecución estaba a cargo de la empresa Altos Verdes.

Los hechos por los que está imputado el intendente de Bañado de Ovanta ocurrieron el 29 de agosto pasado. Según la documentación, el pasado 18 de agosto, el secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, Claudio Carrizo, advirtió la existencia de 17 irregularidades en la construcción de la línea eléctrica de Bañado de Ovanta a Puesto La Viuda. En aquélla fundamenta que los elementos empleados no eran los adecuados, la incorrecta ubicación de postes y el incumplimiento de pasos formales en la ejecución.

El 9 de septiembre de 2009, con posterioridad a los incidentes ocurridos, un técnico de EDECAT elevó un informe de inspección que confirma varias de las irregularidades denunciadas por los funcionarios de Guaraz.

Comentá la nota