Elogios a la Presidenta por el llamado al diálogo

Los ejecutivos esperan que haya consenso

La vuelta del diálogo y el consenso entusiasmó ayer a los empresarios que habían asistido, anteanoche, a la convocatoria presidencial a la quinta de Olivos. Por lo pronto, la iniciativa hizo que muchos de ellos, incluso los más reticentes a hablar en público, se preocuparan por hacer declaraciones de respaldo al encuentro.

Muchos eligieron para hacerlo la agencia estatal de noticias Télam. Por ejemplo, Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía. "Yo soy un convencido, como muchos otros hombres de negocios y políticos, de que nunca es mucho el diálogo; cuanto más diálogo, mejor; cuanto más intercambio de ideas, mejor. Creo que la Presidenta abrió un espacio de diálogo", dijo, y elogió la actitud de Cristina Kirchner de "pasar por cada una de las mesas y conversar directamente con cada uno de los empresarios".

Mindlin quedó conforme con que la Presidenta hubiera dicho "que no hay que tener miedo a que haya posiciones diferentes y hay que plantearlas con franqueza, siempre pensando en que todos vivimos en este país y que a todos nos conviene que a este país le vaya mejor".

Hasta la madrugada

Ante la misma agencia estatal, Carlos Wagner, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, definió la reunión como "muy buena, amena e interesante". "Imagínese si hubo buen clima que duró hasta casi las 3 de la mañana. La Presidenta exhortó a los empresarios a participar e invertir", se entusiasmó.

Gabriel Romero, dueño de Emepa, el grupo que tiene la concesionaria de trenes Ferrovías y la Hidrovía, es otro de los ejecutivos de perfil bajo que ayer quisieron opinar. "Nos transmitió que dialoguemos más; esa invitación al diálogo nos permitirá trabajar juntos para que, en 2010, tal como se augura, superada la crisis, sea un año de crecimiento", sostuvo.

En conversación con LA NACION, José Ignacio de Mendiguren, empresario textil y secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), elogió la buena disposición del Gobierno en el encuentro. "Todos recordábamos, en la reunión, los impulsos que las medidas oficiales intentaron darles a distintos sectores en medio de la crisis. Ella manifestó que el Estado era el mejor socio que teníamos los empresarios en los momentos críticos. Nos dijo que nos necesitaba para que le vendiéramos al mundo", afirmó.

El empresario textil Aldo Karagozian tuvo un veredicto similar. "Fue una cena muy cordial. Es necesario que los puentes se vuelvan a tender. No podemos estar los empresarios por un lado y el Gobierno por el otro, porque el 2010 va a ser un buen año. Fue un buen gesto y fueron muy buenos anfitriones", dijo a LA NACION.

Kirchner, por una alternativa a Macri

Néstor Kirchner se reunió con dirigentes del peronismo porteño y los instruyó para conformar una alternativa local a Mauricio Macri con miras a 2011. "Se habló del gobierno nacional, del gobierno en la ciudad y se hizo una autocrítica de las elecciones del 28 de junio", dijo uno de los presentes.

Comentá la nota