Ella duerme en la 9 de Julio, frente al vértigo del Centro

Una mujer joven duerme en el patio de una casa, en plena calma, y la ven desde la zona de la avenida 9 de Julio y Corrientes, en uno de los lugares más vertiginosos de la Ciudad.

Es que ayer, horas antes del Día de la Mujer y corriendo contra la lluvia y los vientos, colgaron en la fachada del Edificio del Plata una enorme lona vinílica de 88 metros de ancho por 34 metros de alto con la imagen ampliada del fotógrafo Guillermo Ueno. Reemplaza a "Velocidad", la obra pictórica de Fabián Burgos, que inauguró en octubre la intervención que el Gobierno porteño presenta en ese edificio propio, donde funciona por ejemplo, la oficina donde se discuten las multas de tránsito. Allí, en Carlos Pellegrini al 200, hubo desde 1962 un mercado para hacer compras que cerró.

Las curadoras Inés Katzenstein y Eva Grinstein se encargan de elegir las obras. El tema es con qué criterio seleccionan: "Venimos trabajando hace más de un año y decidimos mostrar artistas de la generación intermedia, ni chicos de veintipico ni los grandes maestros. Elegimos artistas con trayectoria, sólidos e interesantes que merezcan su oportunidad, y que dentro de esa generación de entre 35 y 45 tampoco fueran los más conocidos", explicó Grinstein a Clarín. Y cerró: "De Guillermo Ueno nos interesó su registro íntimo, cotidiano, cálido y en escala humana y doméstica". Justamente eso es la obra: la foto de la mujer de un amigo del fotógrafo que se puso a dormir un rato sobre unos almohadones en el patio tras un asado entre amigos, como muchos suelen hacer muchos domingos.

Para el ministro de Cultura Hernán Lombardi, "esta intervención es una forma de sorprender a la gente con un hecho estético y diferente que contrasta naturalmente con la cotidianeidad".

Las curadoras comentaron que trabajaron, desde el principio, una serie de cuatro obras, cuatro intervenciones bien diferentes entre sí. Todo el proyecto cuesta $ 950.000, dijeron en Cultura. La primera fue con un pintor abstracto geométrico, la segunda con esta fotografía a escala humana. ¿Y luego qué viene? Quedan otro fotógrafo y otro pintor, pero los contenidos son por ahora un misterio. La imagen de la bella durmiente estará sobre el edificio hasta mayo.

Comentá la nota