"Elisa Carrió tiene una política estalinista"

Fue el único diputado de la Coalición Cívica que no fue a la sesión especial en la que se iba a pedir la interpelación de los ministros macristas. Acusa a Kirchner y niega que el macrismo le haya ofrecido un cargo.
Cuando Fernando de la Rúa puso a Domingo Cavallo como ministro de Economía, el legislador Guillermo Smith abandonó la UCR y fundó el ARI junto a Elisa Carrió. Smith es "lilista" de la primera hora. Hoy, este legislador porteño está enojado, enojadísimo, con la chaqueña. Dice que tiene "una desilusión e indignación tremenda con Carrió". Es que, a partir de su faltazo a la sesión especial para pedir la interpelación a los ministros macristas Guillermo Montenegro y Mariano Narodowski –los más cuestionados en el affaire de espías de Ciro James–, desde la Coalición Cívica pidieron su expulsión. Smith avala la hipótesis PRO de que "Kirchner está detrás de todo esto".

–¿Por qué no dio quórum en la última sesión, como hicieron sus compañeros de la Coalición?

–No tenía interés en prestarme al circo y al show mediático que quería explotar el señor Aníbal Ibarra, un hombre que es una cosa espantosa y desprestigia a la Legislatura.

–¿La capitalización política de Ibarra era más importante que apoyar la interpelación?

–Hubo gente de buena fe que fue a dar quórum pero, en general, la sesión estaba montada para el show patético de Ibarra. Yo soy un opositor constructivo, un hombre de las instituciones, del sistema republicano. Hay diputados que no se proponen ayudar. Es un error porque si le va bien al gobierno, le irá mejor al pueblo.

–¿Qué opina del caso del espía James?

–Es un tema turbio que debemos llevar hasta las últimas consecuencias, hay muchas operaciones cruzadas.

–¿Avala la hipótesis del macrismo?

–Acá hay una mano del kirchnerismo, de la Policía Federal, que era evidente que no iba a permitir la implementación de la Policía Metropolitana. Kirchner está detrás de todo esto.

–¿También desconfía de la investigación judicial?

–Norberto Oyarbide responde al gobierno nacional.

–¿El macrismo no es responsable, entonces?

–Habrá que llevar la investigación hasta las últimas consecuencias.

–Ahora, desde su partido, con el aval de Carrió, impulsan su expulsión. ¿Qué piensa?

–Es una política estalinista. Tengo una desilusión e indignación tremenda con Carrió. Desde la fundación del ARI siempre apoyé su liderazgo, con consecuencia, jamás con obsecuencias, y ella lo sabe. Para Carrió son todos conspiradores.

–En la Coalición se rumorea que el macrismo le ofreció un cargo.

–Es una canallada. Lilita se olvida de que ella quería hacer un acuerdo con Gabriela Michetti. Ahora le pegan para posicionarse. Estoy indignado.

Comentá la nota