Eliminará el Gobierno un beneficio para el campo

Eliminará el Gobierno un beneficio para el campo
La Presidenta no aplicará una suspensión de retenciones sancionada por ley; dicen que fue "un error".
La Casa Rosada consideró un error inadmisible la suspensión temporaria de las retenciones a gran parte de los productores agropecuarios bonaerenses afectados por la sequía, por lo que la presidenta Cristina Kirchner decidió que no aplicará tal beneficio, aprobado por unanimidad (incluido el voto de los legisladores oficialistas) en el Congreso. Anoche, el Gobierno analizaba si lo más conveniente era redactar un decreto para vetar parcialmente la ley de emergencia agropecuaria sancionada, en la que se incluye el artículo de la polémica.

Fuentes oficiales con conocimiento técnico dijeron a LA NACION que la norma está "mal redactada", por lo que, a su juicio, es imposible aplicarla y que ni siquiera es necesario un veto. Sólo se haría por el estado público que tomó la cuestión.

De todas maneras, el jefe del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, después de hablar ayer con la Presidenta y responsabilizarse por el "descuido", le recomendó que vetara el artículo específico sobre la provincia de Buenos Aires. En los despachos oficiales decían anoche que en el plazo de diez días que tiene el Poder Ejecutivo para promulgar la ley podría aparecer tal decisión.

La Casa Rosada se movió ayer entre el desconcierto y la bronca. No sólo por el error de haber aprobado con votos oficialistas tal beneficio, sino porque consideraron una "trampa" y una "maniobra" del diputado de Unión Pro Francisco de Narváez, autor del proyecto, a quien acusaron de haber ocultado la existencia de tal beneficio.

El primer desliz oficialista ocurrió en la Cámara de Diputados y quedó ratificado anteayer en el Senado, cuando el cuerpo aprobó la emergencia agropecuaria. Allí apareció el proyecto específico sobre Buenos Aires, en el que se aprobó la eliminación del pago de las retenciones a 22 partidos bonaerenses, y una rebaja del 50 por cierto para otros 15 distritos.

Según confiaron fuentes oficiales, seguir el camino para dar marcha atrás con la medida en el Congreso es complicado. La explicación oficial es que la ley es "inaplicable". "Por la redacción que tiene la ley, no sirve para la anterior cosecha, cuando sí hubo sequía, sino que es para cubrir la próxima", fue el análisis que se hizo en los despachos del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y de la ministra de la Producción, Débora Giorgi. En la Casa Rosada argumentaban que esa producción ya fue vendida, por lo que la medida sólo beneficiaría a los acopiadores y a los exportadores.

En el medio, hubo un fuerte malestar de la Casa Rosada con sus propios legisladores, sobre todo en la Cámara baja, primera responsable del error. El presidente de la Comisión de Agricultura, el diputado Alberto Cantero, admitió la equivocación. "Fue un error de la parte administrativa de la Cámara de Diputados", explicó el legislador, y apuntó que, en realidad, el artículo no es operable porque, si esas regiones están en situación de emergencia, difícilmente tengan cosecha para exportar.

En el paquete de medidas que incluyó la emergencia agropecuaria, aprobado el pasado 5 de junio por la Cámara de Diputados, se sacó cualquier beneficio para el resto de las provincias y sólo quedó para Buenos Aires. Ante la mala relación y, a esta altura, nula, entre el Gobierno y el campo, la idea que anoche circulaba en la Casa Rosada era minimizar el tema para que en el plazo que el Ejecutivo tiene para promulgar las leyes se efectivice, sin apuros ni grandes anuncios, el rechazo del Gobierno.

En medio de la confusión, y mientras en el Gobierno insistían en que vetar la ley o no era lo mismo porque como está es "impracticable", en el Senado aparecían otros argumentos. Fuentes allegadas al jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto, insistían ayer en que conocían los beneficios a la hora de votar, pero dijeron que habían supuesto que la suspensión de las retenciones formaba parte de un acuerdo del oficialismo y oposición en la Cámara de Diputados. "Preferíamos aprobarlo tal como venía de Diputados y que luego el Ejecutivo lo vetara, antes de arriesgarnos a que la oposición nos empañara la sesión sobre facultades delegadas", explican cerca de Pichetto.

Incluso los jefes de las comisiones de Agricultura y de Presupuesto, Silvia Giusti y Fabián Ríos, respectivamente, emitieron un comunicado en el que ratificaron que es correcto eximir de retenciones a 22 partidos bonaerenses. "Es tal la pérdida en estas zonas que no tienen posibilidad exportadora alguna y, en consecuencia, no se les puede ni debe aplicar ninguna retención sobre algo que no pueden producir ni exportar", sostuvieron.

Con la colaboración de Laura Serra

El "error", en cifras

265,50

millones de dólares

* es el monto que en trigo y en girasol recuperarían los productores de los 22 distritos donde se eliminaron las retenciones.

Fernando bertello

LA NACION

* 82,15 millones de dólares debería ser el beneficio que percibirían los productores por la rebaja del 50% en las alícuotas, en 15 partidos bonaerenses, según un estudio de Carbap.

* 47,50 millones de dólares sería el impacto positivo de la norma para Tres Arroyos, que se convertiría en el partido más beneficiado. La mejora para ese distrito sería de 24 millones de dólares en trigo y 23,50 millones en girasol. Tres Arroyos es un fuerte productor de ambos cultivos.

* 7,8 millones de dólares podría llegar a ser la mejora económica para Patagones, uno de los partidos más afectados por la sequía. La cifra contrasta con la mejora para Tres Arroyos.

Comentá la nota