Eliminan el sistema de hoteles para personas carecientes

Son 292 familias que, a cambio, recibirán un subsidio de hasta $ 35.000; críticas opositoras
El 31 de diciembre de este año terminará definitivamente el programa del gobierno porteño para alojar en hoteles a personas con necesidades de vivienda en la ciudad.

Así lo estableció un decreto firmado por el jefe de gobierno, Mauricio Macri, que prorroga una resolución de principios del mes pasado que daba 45 días a casi 300 familias para que dejaran esos hoteles.

Hasta ahora sólo 71 de las 292 familias que viven en condiciones precarias en los 78 hoteles que el gobierno solventa aceptaron el subsidio que ofrece el Ministerio de Desarrollo Social.

Según indicaron en el gobierno, la modalidad de alojamiento en los hoteles "creaba una situación muy irregular para la gente", además de las condiciones de hacinamiento a las que se veían sometidas algunas familias.

Pablo Díaz, director de Atención Inmediata del gobierno porteño, indicó que a las 1200 personas afectadas se les otorgará un subsidio de entre 25.000 y 35.000 pesos.

"Lo que hicimos fue diseñar una operatoria de egreso destinada a motivar la salida de estas personas para que no vivan eternamente en estos lugares. Era una situación heredada", indicó el funcionario.

"Soluciones transitorias"

"Hay que aclarar que el ministerio otorga soluciones habitacionales transitorias. Los programas de emergencia habitacional trataban de dar una solución habitacional para paliar esa emergencia. Pero hay gente que vive allí desde hace diez años", describió Díaz. El programa comenzó en 1985 y, según insisten las autoridades porteñas, resulta costoso para el erario. Sin embargo, ante la consulta de LA NACION, no se detalló el costo del programa.

Cuando se conoció la primera resolución, el mes pasado, varias de las familias afectadas realizaron un "colchonazo", con lo que lograron que se extendiera el plazo.

Facundo Di Filippo (Coalición Cívica), presidente de la Comisión de Vivienda de la Legislatura porteña, se mostró disconforme con la medida conocida ayer: "Me parece que es estirar la agonía a la gente que vive de esa forma en hoteles. Nosotros esperamos una respuesta habitacional definitiva".

Según Di Filippo, dar un subsidio a la gente que vive en hoteles es "totalmente regresivo".

"El macrismo abusa de ese recurso. Se entrega en todas las operatorias. Y lo único que hacen es mudar el problema. Lo mejor que les puede pasar es que se muden a la provincia de Buenos Aires. Todo es una política cortoplacista, lamentablemente no hay una propuesta para debatir el problema habitacional de fondo."

Según las cifras oficiales, en la ciudad de Buenos Aires hay entre 400.000 y 500.000 personas que padecen algún déficit en el acceso a la vivienda. La gran mayoría vive en villas miseria o núcleos habitacionales transitorios. También forman parte de este universo quienes moran en casas tomadas y el millar que, por ahora, está en hoteles o alojamientos solventados por el gobierno.

Comentá la nota