Aún no se eligió defensor y ya hay polémica por la segunda votación

Se votó ayer pero ningún candidato logró 13 sufragios. Por eso, se volverá a elegir el 28. La UCR y el PJ quieren que se defina entre De Rivas y Mugnaini. Pero Novo dice que deben ir los 4 candidatos.
Como ayer ningún candidato obtuvo los trece votos exigidos por la Carta Orgánica Municipal, el nuevo defensor del Pueblo deberá ser ahora elegido en una segunda votación secreta, fijada para el 28 de este mes, que ya ha despertado polémica.

Es que mientras la UCR y el PJ sostienen que el sucesor de Juan Manuel Llamosas debe ser consagrado entre los dos candidatos más votados, el Frente de la Gente y la Coalición Cívica opinan que los cuatro postulantes están habilitados para la segunda etapa de este proceso electoral.

En la primera votación secreta, realizada en el Concejo Deliberante, Guillermo de Rivas (Partido Justicialista) y Eduardo Mugnaini (Acción por la República) obtuvieron siete votos cada uno, mientras que Paulina Baños (Fregen) y Nelso Doffo (Coalición Cívica) dos cada uno.

En la sesión de ayer, estuvo ausente con aviso la concejala oficialista Graciela Saracho.

"Ni en la Carta Orgánica, ni en ninguna ordenanza, se dice que en la segunda votación pasan los dos más votados. Entonces, tienen que pasar los cuatro que son los habilitados para este proceso electoral", dijo ayer a PUNTAL el titular del bloque del Frente de la Gente, Enrique Novo.

Y agregó: "Cualquier juez va a resolver en favor de la habilitación de Doffo y Baños. De lo contrario, sería un papelón jurídico. Yo no voy a dejar pasar esta situación violatoria de la Carta Orgánica para nada. Si no recurriré a la vía judicial".

Eduardo Scoppa, de la Coalición Cívica, coincidió con él. "Lo que expresa la Carta Orgánica es que todos los candidatos pasan a la segunda vuelta", señaló y acotó: "De todas formas, nosotros vamos a consultar con constitucionalistas para ver cuál es la interpretación que se hace de la norma".

En cambio, el jefe del bloque oficialista, Gustavo Segre, dijo ayer a PUNTAL que "nosotros creemos que deben ir los dos más votados, es decir De Rivas y Mugnaini".

Y añadió: "La Carta Orgánica prevé dos tercios de los votos para la primera votación y más de la mitad para la segunda. Entonces es necesario reducir los candidatos para que el ganador obtenga la legitimidad necesaria".

"Lo mío es una interpretación extensiva del Código Electoral Nacional atento a que hay un vacío legal a nivel local", puntualizó.

Esa opinión fue compartida por el titular de la bancada peronista, Víctor Núñez. "Para nosotros, ya es costumbre que la segunda vuelta siempre sea entre los dos más votados. De todas formas, lo definiremos en la Comisión de Labor la semana próxima", manifestó.

"La presión ejercida por el gobierno municipal (de Juan Jure) en favor de la candidatura de De Rivas no surtió el efecto deseado", finalizó el concejal peronista.

La carta Orgánica

Designación (artículo 106). "(...) Si en esa ocasión no se obtiene la cantidad de votos requeridos, se realiza una nueva sesión secreta, dentro de los quince días de realizada la primera, y se someten las candidaturas a votación secreta, siendo elegido defensor del Pueblo aquél que obtenga el voto favorable de más de la mitad de los miembros del cuerpo. Si en esta segunda oportunidad no se alcanza la cantidad de votos requeridos se procede inmediatamente a convocar nuevamente a los partidos políticos para que presenten otro candidato (...)".

Comentá la nota