Eligieron vocales de pueblos originarios

Los 9 representantes integrarán el Consejo del instituto y, en plenario, deberán votar al nuevo presidente del organismo.

Los 264 congresales de pueblos originarios, elegidos el pasado 29 de noviembre, definieron los nueve vocales y suplentes de cada comunidad aborigen que integrarán el Consejo del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS).

El sábado, los miembros de las nueve etnias originarias de Salta se reunieron en distintos lugares de Tartagal para discutir y determinar a los representantes que luego elegirán al presidente del instituto, que defenderá los derechos de los indígenas de la provincia.

Según los resultados, los chané eligieron a Miguel Centeno como vocal y Susana Alcoba como suplente; los tapietes a Quilo Ernesto y Ramona Quispe; los tobas, a Francisco Gómez y Eduardo Yaque; los diaguitas a Eustaquio Guanuco y a Cristobal Liquin; los churupíes a Ricardo Félix y Daniel García; los wichis a Indalecio Calermo y Leonardo Saravia; los kollas a Miguel Siares y Andrés Peloc, los chorotes a Julio Pérez y Moisés Beleizan, y los guaraníes a Enrique Arelio y Rubén Segunda.

Ahora el Ejecutivo provincial tiene que autorizar a los vocales, mediante resolución y decreto. Tras la aprobación del gobierno, los vocales elegirán en plenario al presidente del consejo del instituto. De esta manera, se emprenderá la normalización del organismo que hace más de 11 años se encuentra intervenido.

El acto eleccionario se llevó a cabo con normalidad, según indicaron fuentes del IPPIS, pese a algunas quejas de los representantes aborígenes, quienes sostuvieron que no se informó debidamente dónde votaba cada una de las etnias. La convocatoria fue en el Complejo Deportivo Municipal de Tartagal, donde el titular normalizador de Pueblos Originarios, Fausto Machuca, encabezó el acto de apertura, pero allí no se realizarían las elecciones. Los congresales debieron trasladarse después a otros sitios para reunirse y definir vocales y suplentes. Cada comunidad tuvo un lugar de encuentro para debatir, proponer y votar candidatos.

Mientras, una multitud de aborígenes colmó las veredas de los sitios de encuentro, a fin de apoyar a sus pares y esperar la resolución de las elecciones.

La comunidad wichi fue la más convocante, dado que es el pueblo originario con mayor número de representantes en el territorio provincial y contaba con 134 congresales que debieron ponerse de acuerdo para elegir a un solo vocal y su suplente. Distinto fue el caso de los chané, por ejemplo, quienes estuvieron representados por siete personas, entre las que se optó rápidamente por una de ellas para formar parte del Concejo del IPPIS.

Superada la desorientación previa, las elecciones se realizaron sin mayores inconvenientes y a las 16 del sábado se dieron a conocer a los vocales electos.

Comentá la nota