La FET elige autoridades en una reñida puja de intereses

El productor tabacalero Raúl Robín busca presidir la central empresarial, prometiendo un acercamiento con el Poder Ejecutivo. La Asamblea General se reunirá desde las 20.00.
Enmarañados en numerosas estrategias evaluando todos los escenarios posibles, los miembros de la Federación Económica de Tucumán (FET) celebrarán su asamblea anual a través de la cual se elegirán autoridades. El industrial azucarero Julio Colombres, brega por su continuidad en la central empresaria, mientras que el productor tabacalero Raúl Robín, se postula como la alternativa. Hasta ayer no hubo impugnaciones presentadas en cuanto a las postulaciones y las primeras horas de hoy resultarán clave como escenario preparatorio a la reunión decisiva que comenzará a las 20.00. Es que hasta las 13.00 la Dirección de Personas Jurídicas de la provincia podrá aceptar los trámites que las cámaras deben presentar para acreditar la vigencia de los mandatos de sus autoridades, de modo que puedan participar del acto eleccionario. La FET posee 42 Cámaras, de las cuales una docena necesitaría regularizar su situación. En rigor, el sistema de elección de la Federación Económica de Tucumán es indirecto, puesto que es el Comité Ejecutivo quien elige las autoridades, el que está compuesto por 18 miembros, que representan en partes iguales a las ramas de Producción, Industria y Comercio.

Hasta anoche, las estrategias de ambos sectores estaban al rojo vivo. Desde el sector de Julio Colombres, aseguraban que disponían del respaldo de los seis miembros del sector industrial, dos de Comercio y dos de Producción, con lo que lograrían retener la presidencia cómodamente. Mientras que del lado de quienes disputan la conducción empresarial, se atribuían el respaldo completo del sector productivo y comercial, más algunos votos de los industriales.

Complicación de última hora

Si bien desde ambos sectores que pugnan por la conducción de la Federación Económica de Tucumán, manifiestan su confianza en lograr el poder, hoy se generará una situación inusual que no deja de preocupar. Tiene que ver con la exigencia que estableció la Dirección de Personas Jurídicas, dependiente de Fiscalía de Estado, para que las Cámaras que integran la FET puedan participar de los comicios. Les reclamó que acrediten mediante certificados el vigor del mandato de sus respectivas autoridades. Ante este requerimiento, no todas las cámaras estarán en condiciones de participar de la asamblea de hoy, lo que fue interpretado por Julio Colombres como una maniobra del Poder Ejecutivo para perjudicar a la actual conducción, tildada como crítica del Gobierno. Para el sector de Raúl Robín, que propicia un acercamiento con el Poder Ejecutivo, esta situación no representa un obstáculo para lograr la presidente de la entidad, aunque sí podría significar una excusa de la actual presidencia para impugnar las elecciones en caso que pierdan. Ante este escenario anoche se analizaba la conveniencia, o no, de permitir el voto en la asamblea de los referentes de las Cámaras que no cuenten con los certificados correspondientes. Lo concreto es que hoy, a partir de las 20.00, se definirá una reñida pelea por la conducción de una entidad que tuvo un fuerte perfil crítico hacia el gobierno y que en las próximas semanas adquirirá más protagonismo que nunca, en medio de un contexto de crisis generalizada que tiene en medio a sus representados.

Comentá la nota