Eliceche recibió a los manifestantes sindicales durante la marcha de ayer

LE ENTREGARON UN PETITORIO En la mañana de ayer se concretó una movilización organizada por la comisión directiva de la Confederación General del Trabajo (CGT) del Valle Inferior del Río Chubut y Puerto Madryn, en repudio a la situación violenta que se vivió en la jornada de ayer ante la detención de dirigentes gremiales que llevaban a cabo una medida de protesta por el despido de trabajadores.
La marcha de los representantes del trabajo organizado se inició en la intersección de Marcos A. Zar y Belgrano y desde allí se trasladaron hasta la sede del Municipio donde hicieron entrega al intendente Carlos Eliceche de un petitorio y prosiguieron luego pacíficamente por diversas calles de la ciudad. Eliceche pidió porque se recupere la paz social añadiendo que "los madrynenses sabemos perfectamente lo que significa un conflicto social y cómo impacta en la vida de la ciudad".

La marcha estaba liderada por el titular de la CGT, Luis Núñez a quien acompañaban dirigentes de la casi totalidad de gremios que integran la central obrera y el secretario general de la UOCRA, Mateo Suárez, que fuera detenido en la víspera.

Al recibir el petitorio, el intendente dijo que comprendía perfectamente el malestar de los dirigentes y sus representados que entienden que se cercena su libertad a reclamar por, en este caso, el despido de 34 obreros. Destacó "afortunadamente ese problema ha sido superado y ya están nuevamente en sus puestos de trabajo". Eliceche señaló "en Puerto Madryn en el año 2005, supimos lo que es sufrir un conflicto que pone en riesgo la paz social; por eso no compartimos la represión ya que siempre soy partidario del diálogo y tratar de arribar a acuerdos. Aún cuando sea muy pequeña la posibilidad de lograrlo, he privilegiado y seguiré haciéndolo, el diálogo como medio de superar las dificultades que se puedan presentar. Comprendo que se debe garantizar que los trabajadores puedan gozar del beneficio de expresar sus reclamos y se debe tratar de lograr un equilibrio que permita que ese derecho no afecte el derecho del resto de la sociedad. Sé que se trata de una situación difícil pero entiendo que el camino de la represión no es el indicado para zanjar cuestiones como la planteada".

Prefirió no opinar acerca de las denuncias que se formulan contra dirigentes gremiales de la ciudad atendiendo a que "se trata de un tema que se encuentra en este momento en la justicia. Soy respetuoso de la independencia de poderes y no corresponde que emita una opinión hasta tanto no se expida la Justicia".

Comentá la nota