El FPV elevó un proyecto para la instalación de un crematorio.

Hace aproximadamente unos tres meses, el bloque del Frente para la Victoria presentó un proyecto que estipula la instalación de un crematorio para Tandil, una modalidad que se presenta como una alternativa cada vez más utilizada a la hora de decidir la disposición final de un cadáver.
En un primer momento, este proyecto ingresó al palacio municipal sin ser tratado en el recinto del Concejo Deliberante, por lo que, actualmente, se encuentra en el Ejecutivo comunal, al que “parece interesarle” la idea, según contó a El Eco de Tandil el edil Eduardo Ferrer, responsable de la propuesta, que fue elaborada en forma conjunta con el concejal Carlos Calvi.

Los pasos a seguir estarían signados por el inicio de la búsqueda de los inversionistas que se harían cargo de la instalación del horno. Al respecto, Ferrer indicó que “he estado charlando con algunos empresarios locales y las expectativas son buenas. Lo que ellos sugieren, en caso de que se instale un crematorio, sería instalar el horno para quemar residuos patológicos, lo que podría cerrar mucho mejor las inversiones que tendrían que hacer”.

Lo interesante

del proyecto

El edil del Frente para la Victoria hizo referencia a los argumentos que giran alrededor de la posibilidad de instalar un crematorio en la ciudad. Al respecto, indicó que, por un lado, “en muchas ciudades, alrededor de Tandil, están instalando sus crematorios”, por otro, consideró que éste es un servicio “importante, si se tiene en cuenta que, muchas veces, el espacio de los cementerios se va reduciendo cada vez más”. Y, desde el punto de vista del medio ambiente, “de alguna manera también favorecería tener este tipo de asistencia”.

Asimismo, señaló que “nos parece un servicio interesante ya que ha cambiado el rito del enterramiento”, por eso “mucha gente está optando por este servicio y Tandil, que es una ciudad que crece demográficamente en forma considerable, nos parece que tendría que tener su propio horno”.

Esta propuesta eliminaría el trastorno de tener que viajar a otras ciudades (como Necochea o Miramar) para hacer este servicio, a los que opten por la cremación de un cuerpo.

Por estos motivos, “hemos elaborado este proyecto que está, de alguna manera, a disposición del poder Ejecutivo pero que, en realidad, tendría que salir la ordenanza para que se pueda llamar a licitación”, manifestó Ferrer.

Los pasos a seguir

“Me parece que es un avance que tendríamos que considerarlo”, agregó el concejal, ya que, “es un servicio más que se podría dar a la gente” y que “no nos viene mal a los tandilenses”.

Para que esta propuesta se convierta en ordenanza, “el Ejecutivo debería examinarlo, darle un visto bueno para que se tratara en el recinto y se pueda llamar a la licitación”.

En cuanto a los estudios que se deberían realizar para tener en cuenta todos los recaudos pertinentes, Ferrer manifestó que “tenemos hechos algunos análisis de costos de cuando se comenzó con el proyecto”. De todas formas, “cualquiera sea el lugar donde se vaya a instalar, el estudio de impacto ambiental hay que hacerlo, para no provocar ningún tipo de impacto negativo”.

Por otro lado, informó que, aproximadamente, el costo de cada horno rondaría los 100 mil pesos, con lo cual, “si uno compara con otros cementerios más grandes, están cremando más de 30 cadáveres por día, y mucha gente está optando por ese tipo de cosas”.

Finalmente, el proyecto, “muy bien recibido por el oficialismo”, podría quedar en manos del sector privado pero también, de no aparecer inversionista, se podría hacer cargo el Municipio.

Comentá la nota