Elevaron al HCD el proyecto para instalar GPS en los taxis

Habrá 30 días de plazo para colocarlos y además se contempla la colocación de un "Botón de Pánico". Son medidas que apuntan a reducir el margen de inseguridad que sufren los prestadores de este servicio.
De acuerdo con lo anunciado, ayer el intendente Gustavo Pulti elevó al Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza que dispondrá la puesta en marcha y colocación de un sistema de seguimiento satelital para taxis (GPS), medida encuadrada dentro del reclamo de mayor seguridad para los trabajadores que prestan ese servicio de transporte.

La normativa busca incorporar el inciso 20 al artículo 4° de la Ordenanza 4471 (que rige el servicio de transporte de personas por medio de automóviles de alquiler taxímetros en General Pueyrredon): "los titulares de licencias de los servicios de taxis deberán instalar obligatoriamente y como medio de seguridad y defensa, un Sistema de Posicionamiento Satelital (GPS) en las unidades de coches taxímetros habilitados por la Municipalidad del partido de General Pueyrredon, que brinde conocimiento preciso, en tiempo real, de la ubicación del vehículo; permitiendo un seguimiento del mismo y la emisión de mensajes de pánico, con posibilidad de interconectarse", reza el texto del inciso que propone el Ejecutivo.

En otro tramo se sostiene que "dicho sistema deberá contar con una alarma de pánico, permitiendo al chofer accionar el alerta sin ser percibido por los pasajeros" y que "la alarma deberá estar interconectada con el centro del monitoreo de posicionamiento vehicular municipal y con un centro informatizado dependiente o supervisado por la fuerza policial" del distrito.

Cabe señalar que estos dispositivos deberán colocarse en los vehículos dentro del término de 30 días de promulgada la ordenanza. En cuanto a los gastos que demande la instalación de los equipos, se estableció que correrán por cuenta de la Municipalidad, quedando el costo del mantenimiento a cargo de los titulares de las licencias de coches taxímetros.

Comentá la nota