Elevarían al Gobierno tres propuestas para el ordenamiento territorial

Por trascendidos que surgieron el jueves en el Taller de Biodiversidad organizado por la Administración de Parques Nacionales (APN), en el INTA, la Unidad Ejecutora encargada de hacer el estudio técnico para proponer al gobierno provincial el ordenamiento territorial de la provincia estaría por presentar tres propuestas al gobernador Juan Manuel Urtubey para que de allí se decida cual será enviada a la Legislatura.
Mientras, y tras las reuniones que se realizaron ese día en la Comisión de Recursos Naturales del Senado con el ministro de Ambiente, Julio Nasser, se dijo que habría 500 mil hectáreas en la provincia que aún pueden ser sometidas a desmonte.

La disyuntiva entre desmontar y no desmontar (o sea, qué superficies se ubicarán en zonas verdes o rojas), sigue siendo uno de los mayores desafíos para la búsqueda del consenso. Greenpeace ya opinó que no debe desmontarse una hectárea más en la provincia. Las comunidades kollas solicitaron que no se hable de ordenamiento hasta tanto se regularice la situación de tenencia de las tierras.

El jueves APN convocó a este taller para presentar el estudio que se realizó desde la Unidad Ejecutora sobre el criterio de la Biodiversidad con el objetivo de que distintos profesionales aporten en este punto las modificaciones que entiendan sean necesarias.

Este criterio de biodiversidad junto al de áreas potenciales para producción agropecuaria, al de áreas de uso de pequeñas comunidades originarias y criollas, y al de condición de cuencas, son los utilizados por el momento para establecer las propuestas que se elevarán al Gobierno. Según se explicó, la condición de cuenca es "el estrato superior y sintetizador de los demás".

Metas

En cuanto al criterio de Biodiversidad y los estudios realizados, entre las metas que en principio podrían ser propuestas al Gobierno se encuentra la necesidad de incorporar como áreas protegidas entre un 15% y un 20% de las superficies que aún no están en esa categoría. Esto implicaría que esas zonas tendrían que estar pintadas de rojo.

En el caso de las Yungas, una de las eco regiones de la provincia, solo el 6% de la superficie total, unas 184.488 hectáreas, están contenidas en áreas protegidas.

Con un piso del 20% se deberían incorporar un total de 418.829 hectáreas a las áreas protegidas, y con un margen del 15%, 287.251 hectáreas. Se tomó en cuenta que en las Yungas ya se perdió (transformó o desmontó), el 15% de la superficie, unas 469.000 hectáreas, a razón de 15.000 por año contando desde 1998 a 2008.

En el caso del bosque chaqueño, se señaló que solo el 0,5% de la superficie se encuentra como área protegida, lo cual implica solamente 35.621 hectáreas. En este caso, las metas del 20% y 15% implicarían agregar 1.146.598, o 1.460.543 hectáreas respectivamente como áreas protegidas.

En el Chaco Salteño -en el que se encuentra a la vista de la cantidad de explotaciones que se hicieron-, se sostuvo que se transformaron 1.566.378 hectáreas, lo cual corresponde al 21% de la eco región.

Por último, en el caso del monte y prepuna, se sostuvo que el 10% de las tierras se encuentran protegidas, lo cual implica 113.216 hectáreas. Igual, en esta zona solo hay 2% de bosques.

Según los porcentajes que se tienen como metas para incorporar superficie en las zonas que a futuro pasarán a ser `rojas`, se estableció que se tendrían que incorporar 227.234 hectáreas en caso de pensar en el 20%, y 170.426 hectáreas en caso de hablar del 15%.

Comentá la nota