Elevan informe al CD por la presencia de edil en cabaret

(General Acha) - Pese a que José Luis Garro puede frecuentar los lugares que quiera, lo que se le cuestiona es que haya avalado el incumplimiento de una ordenanza municipal, estando en un local nocturno una hora más de lo permitido.
El jefe de la comisaría de General Acha, Eduardo José Palau, envió una nota al presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Berot, mediante la cual informa sobre la permanencia del edil de la oposición, José Luis Garro, en un local nocturno fuera del horario establecido por la ordenanza municipal. La noticia fue confirmada por el propio funcionario policial, que en una breve charla con esta corresponsalía también señaló que simplemente elevó un informe al concejo para que sus integrantes se anoticien del accionar que había tenido el edil del bloque Frente para el Cambio.

Explicaciones.

Ahora bien, todo queda supeditado al tratamiento que los miembros del cuerpo deliberativo quieran hacer al respecto. Aunque no fue confirmado por fuentes oficiales, no se descarta que los concejales resuelvan solicitarle a su par Garro que brinde explicaciones sobre su permanencia en un cabaret, fuera del horario permitido.

El ingreso de la nota elevada por el comisario Palau generó discusiones en el seno del cuerpo deliberativo sobre cómo debía procederse para con Garro después de haberse recibido el informe policial.

Es que, más allá de que el concejal pueda frecuentar los lugares que quiera, lo que se le cuestiona, al menos eso fue lo que trascendió, es que avale el incumplimiento de una ordenanza municipal que él mismo sancionó por la función que cumple desde que asumió el 10 de diciembre de 2007. Debido a que, conociendo que el local nocturno debía dejar de funcionar a las 4, permaneció en su interior una hora más de lo permitido.

El hecho.

De acuerdo a lo informado por el policía, se requirió la presencia policial en el local nocturno denominado La Fantasía del Tío, porque se había originado una pelea. Una vez que los uniformados se constituyeron en el lugar, se constató que la música estaba alta y que pese a que eran las 5 del domingo, todavía había gente adentro.

A raíz de ello, los policías dialogaron con la dueña del local, quien les dijo que se pasó del horario permitido porque no podía sacar a la gente que estaba allí, entre los cuales estaba el concejal Garro.

No obstante ello, cuando los oficiales pidieron al edil que se retirara del local, éste lo hizo sin causar ningún disturbio, ni mucho menos oposición a tal petición.

Lo que indudablemente molestó a la policía es que Garro sabía, por la función que desempeña en el concejo, que el sitio de diversión debía haber cerrado una hora antes. Pero pese a ello, se quedó adentro avalando una infracción a una ordenanza municipal, que proviene del lugar que él mismo ocupa.

Comentá la nota