Elettore: Nadie le quiere prestar a Córdoba

El ministro de Finanzas de la Provincia insiste en que la culpa del rojo cordobés es de la Nación. Y reconoce que le cuesta conseguir financiamiento para atravesar la crisis.
Ángel Elettore está en el centro de la tormenta financiera que atraviesa la Provincia. Como ministro de Finanzas reconoce que la situación es delicada, aunque responsabiliza exclusivamente por el crítico estado de las cuentas cordobesas al Gobierno nacional. "Estamos evaluando alternativas financieras para atravesar la crisis, como acudir a algún banco privado. Pero el problema es que ninguno quiere prestar en estos momentos", admite.

–¿Cuán apremiante es la situación financiera de la Provincia?

–Si la Nación sigue sin enviar fondos, estaremos con una falta de 370 millones de pesos (el viernes envió 120 millones), que es más que la nómina salarial de todo un mes. Para cumplir con los empleados estatales tendremos que estirar los pagos, aunque los jubilados cobrarán como siempre. El problema es también que la coparticipación nacional no viene como se presupuestó. Hoy está en un 8 por ciento de incremento, cuando habíamos pautado el 15 por ciento.

–¿Y la recaudación propia?

–La propia viene muy bien. Agosto cerrará alrededor de 36 por ciento arriba. El año pasado hicimos un ajuste en los impuestos, y con ello compensamos la baja de la coparticipación nacional.

–¿Hay atrasos en los pagos con proveedores y contratistas?

–Todavía no. Habíamos tomado como definición no parar la obra pública porque hacer eso en plena crisis es contraproducente. Los certificados de obras se están pagando. Tampoco hemos interrumpido las partidas para el área social.

–¿Están evaluando alternativas de financiamiento a través de bancos privados?

–Sí, sobretodo si sigue el ahogo financiero de la Nación. El problema es que aunque hay liquidez en la plaza, ningún banco quiere prestar.

–¿Con este panorama, habrá aumento salarial a los estatales?

–No. Está descartado. Sería muy complicado hacer frente a un incremento salarial en este contexto.

–¿Y se aplicará un nuevo ajuste en los gastos?

–El ajuste ya lo hicimos, por 200 millones. No vamos a recortar más porque tratamos de que el Estado siga funcionando sin poner en riesgo los servicios a la población.

–¿Los bonos tipo Lecor son una posibilidad cierta?

–No estamos analizando esa posibilidad. Si la Nación nos gira lo que nos debe, no tendremos problemas. Córdoba no está pidiendo una ayuda a la Nación; sólo reclama lo que corresponde. Si la Nación envía los fondos, hasta fin de año está calzada la situación financiera.

–¿El Boncor 2017 está caído?

–No, para nada. Estamos esperando la autorización del Ministerio de Economía de la Nación para ofrecer una tasa mayor al 12 por ciento, porque con ese interés hace muy complicado llegar a los grandes inversores.

–¿Cuál es la deuda provincial?

–Hoy estamos en 1.700 millones de la Acif y 6.800 millones de la Administración Central. En total, suma 8.500 millones. La deuda flotante es de 600 millones, que si se la compara con los ingresos, no está en un nivel preocupante.

–¿La Provincia tendrá problemas para pagar los vencimientos de deuda en 2010 y 2011?

–Pedimos la refinanciación de los vencimientos. Lo estamos hablando con otras provincias, porque estamos todas en la misma situación.

–Para 2010, ¿está previsto un revalúo inmobiliario?

–Todavía no hemos definido la estrategia del año que viene. Estos últimos meses de 2009 van a definir con qué nos vamos a encontrar en 2010. La economía mundial está reaccionando y, si Argentina toma medidas acertadas, también puede crecer. Y con ella, Córdoba.

Comentá la nota