Eleit juró como adjunto del Defensor del Pueblo

Su designación, objetada por el Radicalismo y el Frente Primero Jujuy, tuvo tratamiento "expréss" en la Legislatura. Revelaron que hubo presiones al defensor para que propusiera al candidato del oficialismo.
El diputado del PJ Hugo Eleit juró ayer como adjunto del Defensor del Pueblo. El Frente Primero Jujuy, apoyado por el Radicalismo, se había opuesto a la designación considerando que por un criterio de representatividad parlamentaria, ese cargo debía ser reservado a la tercera fuerza política del cuerpo, dado que el defensor titular salió de las filas de la UCR y el adjunto primero, Julio Costas, del oficialismo.

El nombramiento de Eleit, quien termina su mandato de diputado el 10 de diciembre, estaba en el aire hasta ayer mismo, aunque tuvo un final feliz para el PJ. La ley dice que es el defensor titular quien debe enviar una nota a la presidencia de la Legislatura con el nombre del propuesto, pero esa comunicación recién llegó ayer cerca del mediodía. Y la demora no fue precisamente por la tormenta que ayer se abatió sobre San Salvador de Jujuy. Según revelaron fuentes del Radicalismo, el defensor titular Víctor Galarza fue fuertemente presionado para proponer a Eleit, aunque la decisión de la UCR había sido apoyar la tesitura del Frente Primero Jujuy.

"Le dijeron que si no proponía a Eleit le iban a dejar seca la Defensoría", se explicó en la bancada ucerreísta.

Ya con la nota del defensor en la Cámara, el oficialismo pudo hacer jurar al actual diputado y festejó ruidosamente el éxito, desquitándose de la asombrosa derrota en una votación que sufrió la semana pasada. Tras los abrazos, apretujones y besos, los diputados –con Eleit en el medio- posaron para una fotografía en el recinto. Vilma Rivarola y María Elina Domínguez se dejaron llevar por la exaltación e invitaron a viva voz a Miguel Tito (FPJ) a sumarse al grupo, coreando el nombre del legislador quiaqueño, quien según señalan insistentes versiones, abandonará el Frente Primero Jujuy para regresar al bloque justicialista.

Tito, sonrojado, sólo atinó a responder con sonrisas.

Un gesto posterior, alimentó suspicacias. Fue cuando el diputado oficialista José Melé mocionó apartarse del reglamento para aprobar un proyecto de Tito declarando de interés un rally "Desafío Ruta 40" organizado por la Secretaría de Turismo de la Nación.

Comentá la nota