El CAM elegirá vicepresidente y revelará sus alineaciones internas

Según la Ley 8.197, la segunda autoridad de la institución tiene que ser un parlamentario. Si, por ejemplo, los letrados apoyan al opositor y los jueces inferiores a un oficialista, el voto de Gandur se tornará decisivo.
El viernes o, a más tardar, el martes, la sociedad tendrá oportunidad de ver cómo funciona el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). En los hechos, la sesión inaugural también servirá para advertir cómo empezarán a alinearse los estamentos internos que componen el órgano que ha de seleccionar (mediante concursos públicos) a los interesados en cubrir los cargos vacantes en el Poder Judicial.

La primera prueba consistirá en definir quién será el vicepresidente del cuerpo que, de acuerdo con la Ley 8.197, debe recaer necesariamente en uno de los tres miembros con los que cuenta la Legislatura en el CAM.

Mañana, cuando se termine de concretar -por separado- la entrega de los diplomas a los consejeros elegidos en representación de los abogados y de los magistrados del sur (Ver "Entregan..."), el CAM quedará formalmente integrado. Entonces, el presidente subrogante de la Legislatura, el alperovichista Sergio Mansilla, deberá llamar al CAM a su primera sesión dentro de los tres días hábiles siguientes.

Por lo tanto, contando desde el viernes, el legislador en ejercicio de la vicegobernación tendrá plazo hasta el miércoles 4 de noviembre para concretar la convocatoria, porque el lunes, cuando los católicos conmemoran el Día de los Fieles Difuntos, será declarado asueto para la administración pública.

Dada la cantidad de vacantes y la premura porque el CAM comience a funcionar, en un primer momento se había descontado que la convocatoria iba a ser fijada para el viernes, a la tarde; no obstante, durante las últimas horas cobró fuerza la posibilidad de que sea para la próxima semana.

Vida interna

Regularmente, el CAM actuará con seis miembros: Antonio Gandur, vocal de la Corte Suprema, que lo presidirá por imperio de la propia Ley 8.197; tres legisladores (los oficialistas Regino Amado y Carolina Vargas Aignasse, y el opositor Esteban Jerez), y un abogado y un magistrado que, en ambos casos, representarán, respectivamente, a sus pares de la capital o del sur (Concepción y Monteros), en función de dónde esté localizado el tribunal en el que haya que cubrir el cargo acéfalo.

No obstante, de la elección del vicepresidente del CAM, además de los cuatro consejeros mencionados, participarán simultáneamente los dos referentes que eligieron abogados y magistrados, tanto en esta capital como en el sur. Es decir, excepcionalmente, sesionarán juntos Antonio Bustamante y Jorge Cinto, por los letrados, y Eudoro Albo y Mirtha Ibáñez de Córdoba, por los jueces, fiscales y defensores oficiales.

Como el CAM funcionará con ocho consejeros y se requerirá que el vicepresidente sea elegido por el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de miembros del órgano, el legislador que pretenda ser ungido para ese cargo deberá contar con cinco votos.

El primer test será útil para saber, por ejemplo, si los abogados formarán un bloque con Jerez (para apoyarlo con el fin de que sea vicepresidente) y si los representantes de los jueces inferiores se plegarán con los legisladores oficialistas (Vargas Aignasse y Amado, para avalar a uno de estos). Si así se alinearan los estamentos, será decisiva la posición de Gandur que, por disposición de la Ley 8.197, contará con un doble voto para desempatar cualquier asunto.

Comentá la nota