ELECCIONES | PIDIERON A LA JUSTICIA QUE ABRA 250 URNAS Unión PRO presentó ante la Justicia las denuncias de fraude en Brown

Los abogados de la fuerza realizaron ayer una presentación ante la Justicia Electoral en la que impugnan los resultados de dos escuelas completas y denuncian irregularidades detectadas en casi 400 mesas, en las que votaron personas no empadronadas en el distrito. "Entre otras trampas, el fraude incluyó la movilización de personas de otros ditritos para hacerlas votar en Brown", explicó el concejal electo Carlos Cabral, que realizó la presentació acompañado también por la concejal electa Stella Maris Alló y el apoderado de la fuerza, Julio Garro. Con esos argumentos pedirán la apertura de casi medio millar de urnas durante el recuento definitivo.

Unión Pro presentó ayer en la ciudad de La Plata una denuncia ante la Justicia Electoral en la que impugna los resultados electorales producidos en dos escuelas del Almirante Brown y reclama la nulidad de los resultados de cientos de urnas en las que se detectó que votaron un gran número de ciudadanos que no están empadronados en el distrito, en clara violación al Código Nacional Electoral.

Tras un análisis exhaustivo de las actas de escrutinio, el equipo de profesionales del partido antició además que durante el escrutinio definitivo pedirá la apertura de cerca de 400 urnas por sospechar que las actas no reflejan la realidad de lo que contienen las urnas en su interior.

Los letrados subrayan que existe un listado de alrededor de 360 irregularidades concretas que afectan a unas 230 mesas de 6 de los 10 circuitos que tiene Brown.

De este modo, voceros de Unión PRO señalaron que el acta presentada ante las autoridades competentes -según lo estatuido por el artículo 110 subsiguiente y complementario del Código Electoral Nacional- refleja "un pedido de nulidad sobre vicios en las constituciones de las mesas" y habla de "irregularidades insalvables" en establecimientos donde se sufragó en territorio browniano.

"Hubo muchas irregularidades durante el día del comicio, pero desde el punto de vista formal ahora nos estamos concentrando en argumentos que tenemos, y que son muchos, para reclamar la apertura de todas las urnas. Vamos a empezar por unas 400 para luego ir por todas", había dicho ayer uno de los abogados de la fuerza, poco antes de dirigirse a La Plata.

Una de las escuelas que mencionan como lugar en donde se habrían detectado fallas en el sufragio legislativo es la 80 de Don Orione, en la localidad de Claypole, al igual que la 505 de Rafael Calzada. El argumento es que los padrones dispuestos para el acto electoral incluían una lista agregada, y escrita a mano, con nombre y apellido de ciudadanos cuyos domicilios no estaban registrados en el distrito de Brown, sino que pertenecían a lugares aledaños e incluso de otras provincias.

"Son ciudadanos que no están en el padrón oficial del distrito sino que figuran en otros municipios e incluso en otras provincias del país, lo que vicia de nulidad el acto comicial en esa mesa", agregó la fuente consultada.

Según la concejal electa Stella Maris Alló, "eso es el reflejo de los micros que se vieron durante todo el día, con punteros del oficialismo llevando y trayendo gente, que ahora nos enteramos que ni siquiera está empadronada en Brown, lo que constituye una grave irregularidad que implica la nulidad de cientos de urnas". "Tenemos las pruebas para demostrar que las elecciones en Brown fueron una verüenza para la democracia", concluyó.

Asimismo, en uno de los colegios mencionados, y de acuerdo a la denuncia de Unión PRO, se interrumpió el suministro eléctrico a partir de las 21:30, lo que impidió el desarrollo normal del escrutinio en una "situación llamativa" ya que el desperfecto afectó sólo al establecimiento educativo y "provocó confusión en los fiscales y autoridades de mesa". En tanto, la redacción del documento resalta que se trató de "una situación aprovechada por personas inescrupulosas para hacer correr la voz de que se suspendía el escrutinio, por lo que no era necesaria la presencia de los fiscales".

"Lamentamos que un domingo que debió ser una fiesta de la democracia se vea empañada por estas situaciones. Algunos inescrupulosos no aceptaron las reglas de la convivencia política y se manifestaron a través del robo de boletas", apuntó Carlos Cabral, concejal electo por la fuerza.

Asimismo, acusó que "en la escuela 80 de Don Orione" no dejaron entrar a los fiscales del sector. "Fueron mujeres y algunos que se la dieron de muy hombres, las empujaron y no las dejaron pasar. No pudimos participar del control", indicó.

Comentá la nota