"Las elecciones se ganan trabajando".

El dirigente radical Humberto Saravia salió al cruce de "los intentos de desestabilizar el Acuerdo Cívico y Social por parte de un reducido sector de dirigentes capitalinos.
Reivindica a los correligionarios que han acatado las decisiones tomadas por el diputado nacional Miguel Giubergia. La intervención fue solicitada de manera casi unánime por el sector orgánico y la coherencia nos impone colaborar con su derrotero, signado por cronogramas electorales vertiginosos", agregó.

"Las contradicciones del "Movimiento de Reivindicación Alfonsinista", que lidera José María Farizano, lo han llevado a renegar del frente para luego buscar una candidatura proclamando el predominio de la notoriedad añeja por sobre el compromiso militante continuo. Insólitamente han desconocido los acuerdos con los partidos que confluyen con la UCR .

"A la intransigencia que busca captar a los ingenuos le opusimos el diálogo integrador, en la inteligencia de que los pasos del radicalismo deben obligatoriamente contemplar a la totalidad de los sectores y lugares. Frente a estas posturas oportunistas, y las maliciosas versiones que instala este sector respondimos con apoyo incondicional a los candidatos a diputados nacionales y el armado de listas en todo el interior en contacto permanente con la dirigencia activa. Está claro, entonces, que las elecciones se ganan trabajando y que la reivindicación de la figura de Raúl Alfonsín no puede ser abstracta, sino un reflejo de la vocación de diálogo y la tolerancia que lo distinguieron. Los que no lo entiendan, seguirán buscando solamente un sueldo en la Legislatura ".

Comentá la nota