Elecciones: campaña tímida, interna feroz

Danza de nombres para el armado del rompecabezas electoral. Las internas están al rojo vivo

Por Mariano Albarenga

La campaña de cara a las elecciones legislativas de este año arrancó tímida para la mayoría del electorado pero las internas están al rojo vivo. La falta de definiciones a nivel nacional produjo que muchos políticos que no se sentían candidatos a nivel local salgan a jugar por un lugar primordial en las listas electorales de cara a las PASO.

La mayoría de los partidos políticos están disputando una interna fuerte para posicionar a sus candidatos dentro de sus espacios. La mayoría de los actores políticos de la ciudad están de acuerdo en que estas elecciones serán las más parejas de los últimos años. Cualquier espacio político que pueda concretar tres bancas dentro del Concejo Deliberante lo celebrará como una rotunda victoria.

Si bien la intención del Gobierno nacional y provincial es que no haya internas en los municipios, dentro de Cambiemos, a nivel local, se está muy lejos de la unidad. El radicalismo pisa fuerte en la ciudad y hay cuatro corrientes que, aparentemente, tendrán una lista única.

El diputado provincial Maximiliano Abad, uno de los más cercanos al núcleo duro de Vidal, querrá posicionar a algún joven de Franja Morada. Por su parte, del aprilismo nace la figura de Sebasián Puglisi. El ex secretario de Cultura ya manifestó su intención de ser candidato a concejal. Carlos Aramburu, secretario general de la UCR local, quiere participar de la interna y cuenta con el apoyo de Mario Rodríguez. Mientras que la figura del ex intendente Daniel Katz es mirada con buenos ojos por un sector del radicalismo, el ex jefe comunal no sabe si quiere volver al Concejo y no descarta pedirle a otro histórico como Oscar Pagni que sea su representado en los comicios.

Pero el frente Cambiemos no sólo está compuesto por la UCR. El PRO querrá posicionar a sus hombres, mientras que el intendente Carlos Arroyo pujará por sus nombres. El actual intendente de General Pueyrredon quiere convencer a Vilma Baragiola que sea su candidata. La secretaria de Desarrollo Social todavía no sabe si quiere jugar en el plano local o aspirar a ocupar una banca en la Legislatura provincial. Como segunda opción, barajan la posibilidad de que el actual secretario del Concejo Deliberante, Juan Tonto, sea el candidato a posicionar. Tonto, que se autodefine como un “arroyista”, conoce al jefe comunal desde hace más de 25 años y es de extrema confianza del líder de Agrupación Atlántica.

Las principales dudas del armado de Cambiemos están en el PRO. Emiliano Giri, ex funcionario de esta gestión, se autocandidateó pero desde el entorno de la gobernadora no ven con buenos ojos que el empresario represente su espacio en estas elecciones. El secretario de Deportes, Guillermo Volponi, tiene chances pero no está convencido de presentarse a competir. Mientras que Juan Aicega, el único concejal que tiene línea directa con Mauricio Macri, todavía no definió un nombre a postular.

Pero no todo se define entre la UCR, el PRO y la Agrupación Atlántica. Desde la Coalición Cívica piden su lugar. El  diputado provincial Guillermo Castello ya presentó a Angélica González y a su secretario, Guido García, como sus 1 y 2 para la lista que aspira a presentar. Otro que no quiere perderse un lugar en el armado de Cambiemos es Lucas Fiorini. El ex representante del Frente Renovador se sumó al espacio por su amistad con el ministro de Gabierno provincial, Joaquín de la Torre, y aspira a ocupar un lugar preferencial dentro del armado del oficialismo.

Al igual de lo que pasa a nivel nacional, el peronismo está muy dividido en la ciudad. Como pasará en la mayoría de los distritos, la interna se definirá por la decisión que tome la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su potencial alianza con Florencio Randazzo.

A nivel local son varios los políticos que quieren ser cabeza en las listas peronistas. Fernanda Raverta, diputada nacional muy cercana a Cristina Kirchner, está siendo consultada por Marcos Gutiérrez y Daniel Rodríguez, que tienen que renovar sus bancas en el Concejo. José Luis Zerillo, que cuenta con el apoyo de la legisladora y el dirigente kirchnerista Martín Sabatella, quiere ser elegido como concejal.

El ex embajador de Venezuela, Carlos Cheppi, ya se lanzó como candidato. El ex concejal Fernando Maraude busca posicionarse como el candidato de Florencio Randazzo en la ciudad y el líder de MOVETE, Gastón Herrera, busca el apoyo del diputado Rodolfo “Manino” Iriart para las PASO. Mientras que Daniel Sosa cuenta con el respaldo del armador político de la Quinta Sección electoral Mario Baudry.

Dentro del perosnismo se encuentra el Frente Renovador, espacio liderado a nivel nacional por Sergio Massa. Con la salida de Lucas Fiorini, Ariel Ciano se posiciona para ser el primer candidato a concejal. De todas formas, al hijo del periodista Vicente “Cholo” Ciano todavía lo están midiendo en las encuestas. El concejal Cristian Azcona aspira a renovar su banca, mientras que la gremialista gastronómica Mercedes Morro quiere ganarse un espacio en la legislatura provincial. Juan Curuchet y Patricio Hogan deberán renovar su banca en la legislatura y no quieren quedar afuera del armado de Massa.

Pero un factor que les puede jugar en contra a los massistas es la decisión que tome Margarita Stolbizer. La legisladora es la principal aliada de Massa a nivel nacional y querrá posicionar a sus personas de confianza dentro de los recintos. Pablo Farías es el principal candidato que impondría Stolbizer, aunque no descartan que una mujer ocupe ese espacio.

En Acción Marplatense la interna está al rojo vivo. Gustavo Pulti y Santiago Bonifatti están en medio de una disputa de poder que se verá reflejada en su totalidad en agosto. El ex intendente, que todavía no descarta presentarse como legislador provincial, posicionó a Marcelo Artime y a Leandro Laserna para que sean la cara de su partido en las PASO. Pero, el concejal y presidente del partido, Santiago Bonifatti, rompió todo tipo de relación con el ex jefe comunal y convenció a Juan Rey de que deje Patria Grande para que sea su candidato en el nuevo espacio Nueva Acción Marplatense.

A nivel local la elección será muy dura, ya que los espacios que aspiren a colocar un solo concejal en el recinto deberán sacar, como mínimo, un 9% de los votos. Un número que muy pocos candidatos pueden obtener por su propio nombre. Una vez más, será clave el arrastre que tengan las listas a nivel nacional y provincial.

Comentá la nota