Elecciones bonaerenses: encuesta arroja triple empate

Elecciones bonaerenses: encuesta arroja triple empate
De acuerdo con el trabajo de una consultora, la diferencia es ínfima entre las tres principales fuerzas. Los motivos de voto para cada fórmula.

Un triple empate técnico sería el resultado de las próximas elecciones en la Provincia de Buenos Aires si se confirmara la proyección arrojada por un sondeo de la consultora Opinión Autenticada, que evidencia una diferencia ínfima entre las fórmulas Kirchner-Scioli, De Narváez-Solá y Stolbizer-Alfonsín.

Según la propia consultora expresa en las conclusiones de su trabajo, en efecto, "si bien la fórmula encabezada por Kirchner-Scioli aún mantiene un liderazgo cuantitativo al estar 1.5% sobre De Narváez-Solá y 2.0% respecto a Stolbizer-Alfonsín (27.9%, 26.4% y 25.9%, respectivamente), tales diferencias se encuentran dentro de las oscilaciones propias del error muestral" del estudio.

Al indagar sobre las principales razones de voto asociadas a cada fórmula, el trabajo permite ver a "la aceptación de la gestión del Gobierno" como el motivo más fuerte del voto oficialista, con un 45.2% en las opiniones de quienes apoyarían a esa fórmula.

En tanto, el peso de Daniel Scioli aparece como un factor secundario o de menor importancia con el 12.3%, mientras que lo que podría conceptualizarse como "voto miedo" ("Si el oficialismo pierde, el país sería un caos") resulta una razón minoritaria aunque no por eso menos atendible con el 6.5%.

Para el caso de la fórmula De Narvaéz-Solá, las conclusiones del trabajo hablan de "una clara asimetría" entre la influencia de uno y otro en la intención de votar a la fórmula, con un 41.1% y un 19.8% respectivamente. También resulta relevante que uno de cada tres potenciales votantes de esa opción manifieste elegirla por el "deseo de castigar al Gobierno".

Entre las razones que motivan la intención de voto hacia la lista encabezada por Stolbizer y Alfonsín, finalmente, aparecen sucesivamente el propio Alfonsín (24.7%), Stolbizer (19.8%), Elisa Carrió (14.6%) y recién después la UCR con independencia de sus candidatos (13.5%). También en estos casos un ostensible porcentaje de potenciales votantes casi uno de cada cuatro) argumenta su intención en el "deseo de castigar al Gobierno".

Comentá la nota