Elecciones anticipadas: advierten un Congreso deslegitimado.

La abogada y docente uniersitaria en Derecho Constitucional Carmen Fontán, opinó que si se adelantan los comicios para junio, habrá diputados y senadores recién electos “en la sombra”...

La abogada y titular de la cátedra de Derecho Constitucional, de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán, Carmen Fontán aseguró que la decisión del kirchnerismo de adelantar para el 28 de junio las elecciones legislativas nacionales generará la coexistencia "de un Congreso legitimado versus otro deslegitimado".

En declaraciones a EL SIGLO, la destacada constitucionalista tucumana recordó que la Carta Magna nacional, al regular el plazo de los comicios de diputados y senadores, disponía que la elección se llevara a cabo con una anticipación no menor de 60 ni mayor de 90 días, al momento de que quienes resulten electos deban asumir su función.

Agregó que "si bien estas disposiciones habían sido previstas para una situación específica, el principio que surge de las mismas es claro: No pueden coexistir durante un período prolongado los legisladores en ejercicio con los nuevos electos, porque se produce una deslegitimación del mandato de quienes deben dejar el cargo", explicó.

En conclusión, según la profesional, "habrá un congreso legitimado versus otro deslegitimado".

Fontán advirtió, además, que "la parálisis legislativa hasta el 28 de junio será casi total" y que "con posterioridad habrá un nuevo Congreso en la sombra, con diputados y senadores electos que, además, gozarán de inmunidades como la de arresto, casi seis meses antes de asumir".

Esta situación, según la catedrática, "violenta el sistema republicano y el principio de igualdad".

También asveró que "los principios constitucionales son reglas orientadoras del ordenamiento jurídico que se sancione", y advirtió que, en ese contexto, "el proyecto con media sanción de Diputados (sobre el adelantamiento de los comicios) se aparta palmariamente de este principio".

Contramarcha

Fontán recordó que fue el propio kirchnerismo el que en 2004 aprobó la ley 25983, modificatoria del Código Nacional Electoral, que en su artículo 1º establecía que la convocatoria a elección de cargos nacionales será hecha por el Poder Ejecutivo nacional, y se realizará el cuarto domingo de octubre inmediatamente anterior a la finalización de los mandatos.

"Eran los tiempos en que se hablaba de ‘reforma política' y ‘transparencia en el sistema electoral'", ironizó.

A continuación, resaltó que , ahora, "sorpresivamente la Presidenta resolvió presentar un proyecto de ley adelantando por única vez las elecciones para el 28 de junio próximo, con el argumento la crisis financiera mundial".

Contra las instituciones

Según la letrada, esa "nueva jugada política del Gobierno, festejada con aplausos y vivas (cuando se aprobó su media sanción) en la Cámara de Diputados, está muy lejos de ser una decisión que pueda importar el fortalecimiento de las instituciones democráticas, del proceso político y de la Constitución".

En tal sentido, la docente universitaria aseveró que "la ciudadanía contempla un Congreso y un Gobierno preocupados exclusivamente por los temas que interesan a la clase política". En cambio, recordó que "el crecimiento de la desocupación y la pobreza, el aumento de la inseguridad, el precio de los servicios públicos que resultan impagables y la grave crisis del campo no obtienen respuesta en el ámbito legislativo y gubernamental.

Por decreto de necesidad y urgencia se pretenden coparticipar tributos inconstitucionales", disparó.

Para la doctora Fontán, "la imprevisibilidad y la inseguridad jurídica presiden este proceso electoral. Muy lejos quedó la pregonada reforma política.

Los argentinos deben volver los ojos a la Constitución que es el único límite para los proyectos hegemónicos de los actuales gobernantes", concluyó.

Comentá la nota