Elecciones en Afganistán: mientras talibanes roban urnas, Karzai se impone por una leve ventaja

El presidente saliente afgano Hamid Karzai y su principal rival Abdulá Abdulá se encontraban prácticamente codo a codo, con una ligera ventaja para al primero, tras el recuento de 10% de los votos de la elección presidencial afgana, anunció la Comisión Electoral.
De acuerdo a los primeros resultados, Karzai obtendría 40,6% de los votos declarados válidos, contra 38,6% para su rival, su ex ministro de Relaciones Exteriores, Abdulá Abdulá, tras las elecciones presidenciales y regionales celebradas el 20 de agosto.

Pero estos resultados no son muy significativos ya que equivalen a tan sólo un 10% del total de los votos depositados por los electores en los segundos comicios presidenciales directos en Afganistán, sobre los cuales pesan sospechas de fraudes masivos.

Las autoridades subrayaron que los resultados definitivos serán revelados en setiembre.

El equipo de Karzai afirmó que ganó desde la primera vuelta, mientras que el campo Abdulá denuncia los "fraudes masivos" cometidos por el Estado a favor de Karzai.

Numerosos observadores afganos e internacionales han señalado irregularidades a más o menos gran escala durante los comicios.

Un total de 790 denuncias por fraude e irregularidades han sido presentadas ante la Comisión de quejas electorales, encargada de investigar cada una de ellas antes de la certificación de los resultados.

Los observadores internaciones están además preocupados por la escasa tasa de participación, ampliamente por debajo del 70% en 2004, a causa de las amenazas de los talibanes, sobre todo en el sur del país, donde los rebeldes son más fuertes, y de la desilusión de la población con respecto a la clase política.

De todos modos, las autoridades del país y la comunidad internacional celebraron que no se cumplieran las amenazas de los talibanes de transformar los comicios en una jornada electoral sangrienta, pese a que sí se registraron ataques esporádicos con cohetes y bombas.

Afganistán celebró la segunda elección presidencial de su atormentada historia, después de las de 2004 que ganó Karzai en la primera vuelta con 55,4% de los votos.

Karzai se encuentra en el poder desde fines de 2001, cuando una coalición internacional encabezada por Estados Unidos desalojó del poder a los talibanes. Cerca de 100.000 soldados extranjeros se encuentran desplegados en el país para sostener al gobierno frente a una rebelión islamista que ha ganado terreno desde hace dos años y amenazó con minar los comicios con sangrientos ataques.

Comentá la nota