Elecciones 2009: A poco del final, o del comienzo Por Claudio López Ruiz

Al margen de los rechazos y esquives a los telegramas de citaciones para ser presidente o vocal de mesa a fin del control de los comicios del 28-J, el panorama político sigue sumando fuego cruzado entre diversos sectores, aunque se ha visto en disminución el grado de "choque", que algunos parece han entendido, afecta al electorado y los mal predispone.
En Campana, y a pesar de ello, muchos de esos espacios piensan mas en 2011 que en el domingo 28, y las estrategias apuntan más a consolidarse y consolidar figuras en el orden local, que a lograr representación parlamentaria, incluida la estrategia de ir por mas, pensando en eventuales negociaciones futuras, que seguramente harán disminuir considerablemente la oferta de candidatos para las generales en comparación con lo que nos espera en el cuarto oscuro en pocos días.

Se pudo saber que, tal como adelantara en otra de mis columnas semanas atrás, el padrón electoral estaría en el orden de los 63000 y 64000 votantes distribuidos en 179 mesas, más las exclusivas de extranjeros, con un estimado de votos necesarios para alcanzar el piso electoral, de 5200 a 5300 votos, siempre sobre otro estimado, que es el de votos positivos que serán la base del cálculo del cociente.

Las estimaciones respecto a cuantas listas alcanzarán ese piso son varias, coincidiendo muchos en que la dispersión de votos podría marcar la disminución en comparación a lo logrado por los dos partidos mayoritarios en 2007, permitiendo a otros acceder al HCD, o dejarlos en las puertas del mismo.

En ese marco, si bien puede no haber una polarización de los votos, sí puede haberla en cuanto a la distribución de cargos nuevamente. A pesar de estas especulaciones, tampoco asombraría que otra fuerza tercie en el recuento, y alcance el preciado piso electoral.

Dos lecturas pueden hacerse en este último sentido. La primera es que el radicalismo elevaría considerablemente su performance anterior. Y la segunda, que el PRO peronismo en alguna de sus dos ofertas, se acerque o alcance (al igual que la UCR), los 5300 votos, estando a la expectativa el Partido Renovador, sobre todo con lo que alcance en sectores diferentes a los que mayormente "harían pie" los dos primeros.

Esto se sostiene en la muy buena elección que haría el candidato de Unión Pro (Francisco De Narváez) en Campana por un lado, donde las estimaciones no difieren mucho a la hora de las charlas políticas, y que a pesar del importante corte de boleta que podría existir, puede haber un buen acercamiento al piso por una de los dos sectores narvaistas (bien diferenciados en cuanto a peronistas disidentes y macristas), y por otro, una UCR fortalecida con cuadros nuevos y candidatos mayormente jóvenes, que llevaron otras expectativas al comité local, y que intentan sostener el resurgimiento del centenario partido.

En ese contexto no se torna una locura pensar que algún otro espacio tenga chances de alcanzar el piso, si bien la dispersión de votos, que sería importante, es justamente lo que condicionaría esa meta para algunos.

Como se decía, ninguna de las dos opciones es descabellada. Tanto una polarización en la distribución de cargos pero con una importante dispersión de votos, como la posibilidad que otra u otras fuerzas lleguen al piso.

Se destaca a su vez, el grado de desinterés, aún, de un amplio número de votantes en cuanto a candidatos y propuestas. Los datos que marcan algunos sondeos, indican que aproximadamente un 18 a un 23% de los votantes aún no ha decidido su voto. Para la realidad que se analiza, es un número muy alto y es el que indudablemente definirá qué se concreta de todo lo dicho previamente, si dos o mas fuerzas alcanzarán el piso, pero sobre todo, quién será el que triunfe en estas elecciones, lo que será más que importante para lo que vendrá.

En tanto, esos mismos sondeos, no marcan grandes diferencias entre los partidos mayoritarios, al contrario, pero sí marcan una distancia importante de ambos con el resto de los candidatos. Así dadas las cosas, ese porcentaje de indecisos, será clave al momento del recuento, y dará o no una sorpresa en las urnas, de todas formas cada vez falta menos para el 28-J, donde se develarán todas las incógnitas y finalmente, al margen de conocer la nueva conformación del Concejo Deliberante, comenzarán las especulaciones mirando las generales de 2011.

Comentá la nota