Elecciones 2009: Las piezas sobre el tablero, y fuertes cambios de estrategias Por Claudio López Ruiz

La aparición del presidente del PJ local, Jorge Varela, en escena, ha provocado algunos sacudones tanto en lo interno como hacía fuera del partido.

De acuerdo a lo sabido, el próximo viernes 1º de Mayo, se dará a conocer la lista del oficialismo que integrarían junto a Varela, Juan Ghione, Katy Altimari, Pedro Raffa, siendo el 5to ocupado por un representante de la UOM, Mario D´Alliesi sería el elegido, tras un exitoso intento de posicionarlo como candidato, a pesar que sería resistido por distintos sectores gremiales y del PJ por diversas y variadas razones.

El 6to lugar será ocupado por una mujer del Socialismo, Cristina Altieri, con Pocho Sánchez en el 7ª escalón, ocupando los dos últimos lugares un miembro de la Iglesia Evangélica y una docente, con el Lic. Mauro Di María, como seguro candidato a 1º Consejero Escolar.

Si bien la candidatura de Varela puede encuadrarse dentro de las llamadas "testimoniales", aunque no se ha confirmado la decisión que tomará el actual Diputado antes o después del 28 de junio, algunos hacen lecturas más de fondo que llevan a ver la necesidad de colocarse al frente de esta elección, como consecuencia de que el justicialismo local cuenta hoy con dos situaciones que lo obligan.

Por un lado, la decisión del ex presidente Kirchner de conformar este tipo de listas ante una marcada caída de los peones en su tablero de juego, sumado a la crisis internacional que también nos afecta, la caída en la intención de voto y del respaldo popular, y algunas otras decisiones poco aceptadas por la sociedad, que se transforman, tanto para gobernadores como para intendentes, en la pérdida de la primer línea de defensa, y en un verdadero peso con el cual tienen que lidiar para sostenerse firmes en sus Estados y en sus estructuras.

Cabe mencionar como ejemplo, la posición asumida por el intendente socialista Osvaldo Caffaro, que apoyaría y se involucraría en las listas del PJ - K, ante la necesidad de recibir el dinero comprometido para obras, que rondaría los 150 millones de pesos, lista que tendrá como oposición en Zárate, entre otros, al peronismo disidente, encabezado, según los fuertes rumores de acuerdo alcanzado con el sector de Francisco De Narváez, por la UOM zonal.

Se puede pensar en ese mismo contexto, que son muchos los distritos provinciales y municipales que estarían en las mismas condiciones, al ver cómo el manejo de la "caja" desde el Estado Nacional, hace a las decisiones de los gobernantes regionales y se transforma en el deseable pero a su vez indeseable, punto fuerte, sobre el que se sostienen las posibilidades no solo electorales, sino también de crecimiento y mejora de la calidad de vida de los pueblos.

Otro problema que enfrenta el kirchnerismo, más allá de los alejamientos dolorosos de Juan Schiaretti (Cba), Carlos Reutemann y Jorge Obeid (Sta Fe), Busti (E. Ríos), o la derrota en Catamarca entre otros, y que también tiene su rebote en la provincia de Buenos Aires y los distritos municipales, es la fuerte aparición de Unión Pro, encabezado por De Narváez - Solá - Macri, que no cuentan únicamente con una muy buena intención de voto en los dos primeros cordones del conurbano, sino que el arrastre de Solá, hace fuerte la alianza en el resto de la provincia.

La pregunta del millón sería: ¿cuántos de los que integrarán las listas en los municipios acompañando al kirchnerismo, encabezado hasta ahora por el propio ex presidente secundado por Daniel Scioli, y Nacha Guevara en tercer lugar, están realmente convencidos de sumarse a las mismas, y no por otro motivo?.

Seguramente esto se develará tras las elecciones, o más aún, cuando comience el camino rumbo a las generales de 2011, si es que antes, y de acuerdo a trascendidos muy fuertes vinculados a los poderes económicos nacionales, no nos vemos sorprendidos por alguna nueva actitud del kirchnerismo, dependiendo del resultado del 28 de junio.

Campana no es ajena a todo esto. No solo desde el PJ local se planea la nueva estrategia ante el cambio de escenario, iniciado y sostenido en la aparición en escena de Jorge Varela, ya que desde la oposición, así como desde las fuerzas que surgen o renuevan, las últimas novedades hacen rever los caminos a seguir.

En otro orden, más expectativas se centran en varios terrenos políticos, y varios de ellos involucran a la Coalición Cívica, aunque nada es totalmente seguro.

La UCR, no habría cerrado acuerdo alguno e iría con lista pura con la Coalición, más allá de mantener según se pudo saber, algunas conversaciones que se proyectan más para 2011 que para el 28 de junio. En tanto, el sector vecinalista Primero Campana, se mantiene, según trascendidos, a la expectativa de presentarse con una boleta espejo o duplicación si la Coalición Cívica así lo autoriza, y el ARI, que se encuentra en una disyuntiva que debe tener definición muy pronto, y decidir si va con lista propia junto a la Coalición Cívica, dejando solo librado a especulaciones, qué es lo que ocurriría si no se autoriza ni listas espejo ni colectoras, que sería la posición de algunos dirigentes de la fuerza en la provincia.

A todo ello se suma qué sucede realmente con Unión Pro, que por ahora en Campana parece ser solo Unión, ya que el PRO, aún (o al menos un sector), no habría definido sumarse a la "Unión" entre Valiente y Olivera, dejando abierta una gran expectativa sobre sus eventuales candidatos, más allá de los rumores.

En ese marco, el MT de Tasistro, sigue en su carrera contra reloj, a fin de poder aliarse con alguien que le permita participar de las elecciones, con un acuerdo que habría alcanzado con un sector del PRO de Campana integrado por Uccella y Amaya, o lograr armar su propio camino con otra estructura a fin de presentar sus candidatos, algo que se torna cada vez más difícil pero no imposible.

La dinámica es apabullante y a pesar de todo lo mencionado, algunos sondeos marcan sorpresas en el orden local, que solo se confirmarán después de los comicios.

El ruido comenzará a partir de hoy que se lanzan las campañas, y de ahora en más, entrando en la recta final, se esperan definiciones en cuanto a quienes serán en definitiva los candidatos de aquellos que mantienen el silencio, que permita colocar cada pieza sobre el tablero, a partir de lo cual las especulaciones se incrementarán y leeremos y escucharemos a cada candidato en su derrotero, en la búsqueda de la captación de votos que le permita alzarse con el triunfo, o colocar en el Concejo Deliberante la mayor cantidad de ediles posible, y que será, más que una elección legislativa o el plebiscito de una gestión, el inicio del camino que finalice en las generales de 2011.

Claudio López Ruiz

Periodista

Comentá la nota