La elección queda en familia

Con denuncias de corrupción y la interna radical como trasfondo, el gobernador Arturo Colombi, apoyado por el cobismo, enfrenta a su primo Ricardo Colombi, promovido por la UCR. Según los sondeos previos, el senador kirchnerista Fabián Ríos quedaría tercero.
Denuncias de corrupción, operaciones políticas, complots, peleas familiares e internas partidarias enmarcan la elección provincial que se llevará a cabo el próximo domingo y que definirá al nuevo gobernador de Corrientes. Como si se tratara de una compleja película de suspenso, los primos Arturo y Ricardo Colombi –el actual gobernador y su antecesor, respectivamente– se disputan con resultado incierto el poder en una provincia con altos niveles de pobreza y mortalidad infantil. Ambos candidatos representan a las dos líneas enfrentadas de la Unión Cívica Radical (UCR). Por un lado, la del vicepresidente Julio Cobos, que apoya a Arturo y, por el otro, la del radicalismo conducido por Gerardo Morales, que respalda a Ricardo. Relegado en el tercer lugar según los sondeos previos, el senador kirchnerista Fabián Ríos confía en que revertirá la creciente polarización y entrará en un ballottage con el actual mandatario.

En una campaña repleta de acusaciones cruzadas, la semana pasada Arturo Colombi denunció un complot entre Morales y el kirchnerismo para derrotarlo el próximo domingo. Para el gobernador, radicales y peronistas enfrentados a nivel nacional se unieron en su contra, para perjudicarlo a él y, por elevación, al vicepresidente. A eso atribuye la detención de su secretario privado, Diego Mosquera, imputado en tres causas, entre ellas una por enriquecimiento ilícito.

Inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) hallaron en la cuenta sueldo que posee Mosquera en el Banco de Corrientes más de 2 millones de pesos y otro 1,4 millón en la de su esposa, Verónica Brest. Luego, el banco sostuvo que se trató de un error, aunque en la Justicia sospechan que se trató de un intento por salvar al funcionario, quien también formó parte de la administración de Ricardo Colombi. Las otras dos causas que tiene Mosquera son por el regalo de pasajes del Estado provincial a dos amigas y por la utilización privada del avión de la administración provincial.

Sobre ese tema, Ríos afirmó que no es el único caso de corrupción que involucra al gobierno local. De todas maneras, el senador kirchnerista consideró que la detención fue producto del "oportunismo político" y cuestionó el accionar de la Justicia por estar "de campaña".

En las elecciones legislativas del 28 de junio, el gobernador obtuvo un ajustado triunfo que le sirvió para quedarse con los dos senadores por la mayoría. Sin embargo, los dos puntos de diferencia que sacó el mandatario no le garantizan un resultado positivo el próximo domingo, menos aún considerando los episodios negativos que se sucedieron en los últimos días. En ese caso podría haber una segunda vuelta, el 4 de octubre. Según algunos sondeos, el escenario de ballottage favorecería a Ricardo, dado que los votos opositores que reúna Ríos se volcarían hacia él.

Después de dominar la provincia durante años, los hermanos Romero Feris repartieron ahora su capital político entre los caciques radicales. El gobernador Arturo Colombi hizo una alianza con Raúl "Tato" Romero Feris, pese a que el titular del Partido Nuevo era hasta hace poco opositor. Ricardo Colombi, que lidera el frente Encuentro por Corrientes, lleva como compañero de fórmula a Pedro Braillard Poccard, también vinculado con el ex mandatario Romero Feris. Pero el ex gobernador, ahora senador provincial, incorporó al Partido Autonomista que lidera José Antonio "Pocho" Romero Feris, también ex gobernador, y cuya esposa se postula como legisladora provincial por el denominado "ricardismo".

Dando cuenta de la impronta nacional de esta elección, los tres candidatos realizarán actos con líderes de todo el país. Aunque todavía no está confirmada la presencia de Julio Cobos en Corrientes, es probable que a pesar de la incertidumbre el vice no le suelte la mano al gobernador, sobre todo teniendo en consideración que es uno de sus aliados en la todavía irresuelta interna del radicalismo.

Por el lado de la conducción partidaria, la semana pasada estuvieron Morales y el diputado electo Ricardo Alfonsín dando su apoyo a Ricardo Colombi. Incluso el hijo del ex presidente volvió a visitar ayer la provincia, en una muestra del compromiso de la UCR orgánica con su postulación. En esa oportunidad dejaron en claro que el "único candidato radical es Ricardo".

Ríos, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, tendrá también algunos refuerzos, ya que contaría con la compañía de algunos gobernadores peronistas, como el chaqueño Jorge Capitanich y el bonaerense Daniel Scioli.

Comentá la nota