La elección del nuevo Papa: Para Camagna, “una sorpresa muy agradable”

La tarde de ayer se vio conmovida a partir de la elección del argentino Jorge Bergoglio como nuevo Papa, y en ese marco el párroco trenquelauquense Daniel Camagna habló de lo que para él fue “una sorpresa muy agradable”.

“Más allá de que sea argentino, porque por ahí a uno se le puede colar cierto espíritu de ‘hincha’, creo que esto va más allá, porque el Papa es el Papa de todos”, sostuvo.

En cuanto a la elección, una vez más el nuevo Papa no surgió de entre quienes aparentemente eran los candidatos más firmes. “Hubo un juego de opiniones y adivinanzas que creo que fue a parar por tierra, porque si bien se decía en la anterior elección que Bergoglio era ‘papable’, ahora ya no sonaba como uno de los grandes candidatos. Ahí, después que se habla de muchas cosas y hasta de juegos de poder, uno se da cuenta que los caminos van por otro lado. Los creyentes terminamos atribuyéndole todo al Espíritu Santo en esta elección, pero también es cierto que el Espíritu Santo inspira, se sirve y estos seres humanos, los cardenales, eligen libremente, en conciencia, lo que ellos creen que es lo mejor”, explicó el párroco local.

Gestos

Otro factor interesante que destacó Camagna fueron los primeros gestos de Bergoglio como Papa. “Sabemos de su sencillez, su bajo perfil, pero sorprende su aparición en el balcón para nada espectacular, mirando sorprendido, sin gestos rimbombantes, tal como marca su personalidad, sin actuación, agradeciendo al Papa anterior y presentándose como obispo de Roma, porque el Papa genuinamente es el obispo de la primera Iglesia de la catolicidad. Además pidió que rezaran por él y como un curita de pueblo rezó el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria”, dijo.

En tanto, también el párroco local hizo hincapié en el nombre que eligió Bergoglio para su papado: Francisco I. “Impacta, no hay ni que decir quién fue San Francisco de Asís, admirado y tenido en cuenta hasta por no creyentes y santo para los creyentes, algo que es toda una definición”, señaló.

Del sur del mundo

Camagna cuenta que ha visto varias veces en celebraciones a Bergoglio, pero solamente una vez charló con él, encontrándose con una persona absolutamente sencilla, que lo recibió sin audiencia previa. Así, el entrevistado hizo referencia al perfil de Bergoglio. “Un cardenal del sur del mundo tiene una visión del sur, con todo lo que eso tiene y significa. Bergoglio fue cabeza de la Conferencia Episcopal y todos los obispos dicen que era un buen conductor porque era muy fraterno y tenía capacidad de compartir y dialogar. Además tenía gestos. Era muy de andar por las villas por ejemplo y además siempre mantuvo distancia del poder de turno, algo que le acarreó más de un disgusto”, detalló.

Por último, hubo una referencia a uno de los significados de esta elección. “Hay que tener en cuenta que la Iglesia no es un parlamento donde la representación acarrea algún tipo de poder. Ahora no va a tener más influencia nuestro continente, ni nuestro país, ni nuestra Iglesia. No va por ahí la lógica de la Iglesia. Yo diría que más que representativo es algo significativo. Él mismo dijo que los cardenales fueron a buscar a un Papa al fin del mundo. Ahí también se ve que la Iglesia es católica, que quiere decir universal: cualquier miembro y cualquier obispo puede ser su pastor, su guía”, cerró Camagna.

Coment� la nota